Manifestación significado bíblico

manifestacion

Definición. El significado bíblico de manifestación, es el acto de aparecer ante un lugar o persona. Podría verse en diversos contextos, un ejemplo de ello, sería cuando las poblaciones de la antigüedad asistían a reuniones públicas en las que solían ejercer sus derechos y reclamar ante situaciones injustas.

Manifestación divina

Asimismo, también es posible que la palabra manifestación nos indique el hecho de dar a conocer algo, o de descubrir una situación relevante.

Aunque, el contexto que más le favorece es el religioso. De tal modo, el término suele aparecer muchas veces en la Biblia con referencia a los días en los que Jesús vivió en la tierra.

Pues, se sabe que consigo traería la manifestación de su espíritu ante los hombres buenos y malos que vivían en la tierra.

Asimismo, se dictaron diversas profecías en las que se predijeron los hechos que sobrevendrían de su mano en el futuro. Siendo Cristo un ser al que Dios infundió con su poder real y celestial.

En tanto que, a lo largo de la Biblia, se nos expresa que Jesús fue la manifestación en carne de nuestra salvación. Así podemos verlo en 2 Timoteo 1:9-10'. El que Jehová enviara a Su Hijo desde el cielo repercutiría en la vindicación de Su nombre y soberanía.

Todo ello, ocasionaría la abolición de la muerte heredada de Adán y brindaría a algunos seres humanos la oportunidad de recibir vida incorruptible en el cielo.'

De igual modo, podemos ver la palabra en lo que se dio a conocer en 1 Timoteo 3:16. 'Y grande es el misterio de la piedad: Dios fue la manifestación en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, y que recibe arriba en gloria'.

Manifestación de bondad inmerecida

Según los registros del Pablo, nos menciona que el acto de que Jehová enviara a su hijo fue una manifestación del amor que siente hacia los seres humanos.

A su vez, alega que es inmerecida su nobleza por el pecado y las aberraciones que cometían los hombres. Sobre todo, aquellos que decían tener fe en el perdón de sus males.

Sin embargo, esta manifestación de Dios nos sirve para darnos cuenta de la gracia que siente hacia nosotros. Además, nos insta a repudiar los actos impíos y los deseos mundanos de la tierra. Nos permite tener un mejor juicio y elevar oraciones hacia el cielo para pedir por el perdón de los pecados.

Subir