Jedutún significado bíblico

jedutun

Definición. El significado bíblico de Jedutún, es nombre que le perteneció a un levita coatita en los tiempos de David. Tal Término proviene del hebreo Yedûthûn que en español se traduce como aquel que brinda su alabanza.

Por su parte, a Jedutún se le menciona al lado de Hemán y otros personajes bíblicos relevantes cuyos hechos se narran en el primer libro de las Crónicas.

Jedutún y su participación en los salmos

Es importante señalar, que uno de los actos más resaltantes por los que en la actualidad se conoce a Jedutún, es porque según estudiosos compuso diversos de ellos.

Es así, como el salmo número treinta y nueve se le atribuye a David, quien se lo dedicó a este hombre. Asimismo, Jedutún compuso el sesenta y dos y el setenta y siete, ya que, en vida, fue director y se le encargó presentar la música sagrada destinada a las funciones del tabernáculo.

En este sentido, participó al lado de Hemán quien también era coatita. Así como, de otro personaje llamado Asaf, al que reconocían por gersonita.

De hecho, en el libro de las Crónicas se nos recalca que David repartió las funciones de los músicos conforme a los hijos de Leví. Pues, algunos de ellos manejaban los címbalos de metal, otros se dedicaban a la dirección y los demás al canto.

Jedutún al servicio de los levitas

Ahora bien, Jedutún también tenía que velar por los levitas cantores en donde se encontraban Hemán y Asaf. Sin dejar de lado, a los hombres y mujeres que pertenecían a sus familias.

Es por ello, que en las celebraciones religiosas, debían vestirse de lino fino antes de tocar los salterios, arpas y címbalos.

Así pues, Jedutún les indicaba hacia cual disposición debían ubicarse en el altar al lado de los sacerdotes y otros músicos.

A la par, era muy importante que todos estuvieran en sus puestos conforme a sus casas y a los mandamientos del rey David.

Ya que, se alega que Jedutún era uno de los videntes de este alto mandatario y que su labor era solo para honrar y glorificar a Dios.

En tales tipos de servicio, los porteros ejercían un rol preponderante al cuidar las puertas del templo. En tanto que, el grupo de los levitas se encargaba de preparar los demás elementos para la liturgia.

Pues, no es un secreto que estos hombres se caracterizaron en vida por su gran labor al transportar los adornos y objetos sagrados que conformaban el tabernáculo de reunión.

Subir