Síntique significado bíblico

sintique

Definición. El significado bíblico de Síntique, es una mujer perteneciente a la iglesia de Filipos de quien se dijo que estuvo en conflicto con otra. Es por ello, que el apóstol Pablo, al percatarse de la situación, les brinda palabras de apoyo y consuelo.

Por su parte, el término Síntique proviene del griego Syntyche que se traduce en español como aquella que tiene suerte o fortuna. Sin embargo, no se conoce otro significado respecto a la composición del nombre.

Síntique y la iglesia

Ahora bien, Síntique cumplió un rol preponderante dentro de la iglesia que se situaba en Filipos. Ya que, se le catalogó como un miembro prominente que asistía de manera constante y que mantenía su fe en alto en el nombre de Jesucristo.

Sin embargo, en Filipenses existe un pasaje que nos indica que Síntique y otra hermana llamada Evodia, tuvieron un desacuerdo.

Esta es la razón, por la que Pablo las exhorta a que sean de un mismo sentir en Dios. Pues, no estaba bien visto que se generaran disputas y discordias dentro o fuera de la iglesia.

Síntique y las sabias palabras del apóstol

El día en el que se presentó el episodio por el que tanto se reconoció a Síntique, Pablo se encontraba reunido en el templo sagrado.

Su objetivo era que los hermanos del ministerio se regocijaran con la presencia del Señor. De tal modo, les dijo palabras serenas en donde sobresalían sentimientos positivos como el amor, la esperanza y el gozo.

A la par, el apóstol anhelaba que la voluntad y firmeza de mujeres parecidas a Síntique, permaneciera intacta.

Es así, que les rogó a ella y a Evodia que fueran del mismo sentir de Cristo. A su vez, le dijo algo similar a los demás hombres y compañeros de la iglesia.

Por tal motivo, los instó a que se ayudaran y no estuvieran uno en contra del otro. Recalcó la importancia de combatir las fuerzas inocuas en el nombre del evangelio. De tal modo, hizo mención de un personaje bíblico llamado Clemente.

Es así, como podemos observar sus palabras en el siguiente versículo de Filipenses 4:4-7. 'Regocijaos en el Señor siempre. Que vuestra gentileza conozca de los hombres. Dios está cerca. Por nada estáis afanosos, si no sean conocidas las peticiones delante de Jehová en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y que su paz, que sobrepasa el entendimiento, guardará los corazones y pensamientos en Cristo Jesús'.

Subir