Aser (tribu) significado bíblico

aser tribu

Definición. El significado bíblico de Aser (Tribu), es una familia procedente de un patriarca muy relevante en las sagradas escrituras. Se trató de una casa paternal del pueblo de Israel que tuvo que enfrentar grandes padecimientos. Pues, en un inicio vivían en Egipto y tenían que servir al faraón.

Siendo así, que en el templo tuvieran que desempeñarse como sirvientes y aguantar la esclavitud que se vivió en la nación durante muchos años. Sin embargo, el personaje de José se encargó de alimentarles en el momento en el que se sobrevino un largo periodo de hambruna.

Con el paso del tiempo, los de la tribu de Aser se cansaron del sometimiento, las injusticias y la vida tan terrible que llevaban. Es por ello, que clamaron a Jehová para que los sacara de allí, prometiéndole que le servirían hasta el final de sus vidas.

De tal modo, Dios les escuchó y así emprendieron la travesía por el desierto que los condujo al exilio. En un inicio, estaban buscando la tierra prometida en la que abundaba miel y leche. No obstante, siguieron desobedeciendo a los mandatos del Altísimo.

Es así, que en los cuarenta años de travesía por su castigo, la tribu de Aser llegó a contar entre sus miembros hasta 53.000 varones. Es por ello, que se les reconoció como uno de los pueblos más grandes que existieron sobre la tierra.

La tribu de Aser y la tierra prometida

Después del castigo y el exilio, la tribu de Aser se mostró arrepentida por su desobediencia, y Dios decidió perdonarles. Por tal motivo, se les asignó al norte del tabernáculo de reunión y ejercieron sus servicios religiosos en compañía de Neftalí.

Una vez que se encontraron en la tierra prometida, se ratificaron las palabras que Dios le dijo a Moisés. En las que, le indicaba que esta tribu gozaría de gran prosperidad y bendiciones. Es por eso, que vivieron en una de las tierras más fértiles en las que sembraron y cosecharon los alimentos para sus familias.

Por su parte, dejaron vasta descendencia y sus hijos adoraron al Señor por el resto de sus días. Todo ello, en conjunto con las cabezas de núcleo de Neftalí, Manasés, Isacar y Zabulón. Pues, el territorio que se les asignó limitaba con sus tierras.

Es importante señalar, que la tribu de Aser siempre siguió el ejemplo de su líder, el hijo de Jacob, que llevó el mismo nombre y que recibió todas sus bendiciones antes de que falleciera.

Subir