Ahiud significado bíblico

ahiud

Definición. El significado bíblico de Ahiud, es nombre que perteneció a varias personas dentro de los escritos que aparecen en el antiguo testamento. Tal término proviene del hebreo Ajîhûd que se traduce como Dios es mi hermano o aquel que enseñorea.

En principio, podemos afirmar que Ahiud fue uno de los príncipes más relevantes que formó parte de la tribu de Aser. Asimismo, tuvo un papel preponderante cuando se realizó la repartición de las tierras, como se relata en el libro de los Números. Además, se dice que fue el hijo de un hombre llamado Selomi.

Por otra parte, también se le reconoció por Ahiud a un varón benjamita cuyo padre fue Gera y que se le menciona en los escritos de las Crónicas. Pues, se dice que fue uno de los que se transportaron hacia el territorio de Manahat al lado de otros como Naamán y Ahías. A su vez, fue el hermano de Uza.

Enseñanzas de Gera el benjamita a Ahiud

Existe en la Biblia un versículo de las Crónicas en el que se habla del padre de Ahiud y de Naamán, uno que se desempeñó como general sirio y que sanó de su lepra de la mano de un profeta llamado Eliseo. A la par, Ahías y Gera fueron los que se encargaron de exiliarle y curarle cuando más lo necesitó.

Como podemos ver, el progenitor de Ahiud nos deja una enseñanza fundamental para nuestras vidas. La razón es que, el versículo nos invita a nunca darnos por vencidos con el prójimo, a pesar de que tenga una enfermedad o esté atravesando un momento difícil en su vida.

Asimismo, nos da a conocer el valor que tiene el perdón en el corazón de los hombres de Dios. No debemos sentir miedo o temor de ayudar a alguien menesteroso, tal y como lo hicieron los personajes bíblicos cuyas anécdotas perduran hasta la fecha.

Ahiud y la tribu de Aser

En uno de los capítulos del libro de los Números, se hace mención de un versículo bíblico en donde se nos indica que Ahiud fue un príncipe reconocido de la tribu de Aser. Su carácter siempre fue íntegro y honesto respecto a las actividades que ejecutó en vida.

A la vez, esto nos enseña que debemos seguir la voluntad de Dios en todo momento, a pesar del cargo que ocupemos. Si bien Ahiud fue un personaje relevante, nunca cedió ante las tentaciones o se dejó influenciar por el poder.

Subir