Abitob significado bíblico

abitob

Definición. El significado bíblico de Abitob, es descendiente de una de las tribus de Benjamín. Su nombre viene del hebreo Abîtûb  que significa mi padre Jehová es bueno o Dios de bondad. Además, fue hijo de Husim y hermano de Elpaal.

De este último personaje, nació Heber, Misam y Semed, el que, se encargó de edificar Ono y Lod con cada uno de sus aldeas. En donde, vivió gran número de los hombres cuya fe siempre fue firme ante el Señor.

Por su parte, los registros de Abitob aparecen en el libro de las Crónicas y se dice que Husim fue una figura preponderante a lo largo de su vida. Pues, le enseñó los valores morales y las ordenanzas que debía seguir en su camino hacia la eternidad de la mano del Creador.

Abitob y su familia

Sabemos que Abitob fue hijo de Husim, quien formó parte de la genealogía del Rey David. Esto nos indica que este personaje fue obediente a Dios y gracias a ello, se le bendijo con muchos descendientes. Los que, poblaron la tierra y permanecieron leales a sus estatutos.

Por su parte, Abitob nos enseña la importancia que tiene la familia. Pues, su padre recibió la gracia de Jehová, fue fiel a su esposa y por ende, sus hijos siguieron el mismo patrón de vida. En donde, se nos indica que debemos permanecer en la obediencia hacia Dios.

Hay que saber la forma apropiada de llevar una vida que sea agradable para el Señor y que nos permita alcanzar sus promesas en el reino de los cielos.

Abitob y las bendiciones de Jacob

Es importante señalar que Abitob fue parte de una de las doce tribus de Israel de la tradición judeocristiana. La cual, fue la de Benjamín y que no solo recibió la bendición del patriarca que era Jacob, sino también una profecía relevante.

En la que, se les describía el destino de su tribu y se enaltecían sus cualidades en el campo de batalla. Así pues, Jacob dijo que sus miembros serían como los lobos, los que, devoraban a su presa y repartían el botín con sus hermanos pasada la noche.

Estas palabras nos dicen que tanto Abitob como los demás de su pueblo, se convertirían en grandes guerreros, pero siempre temerosos ante los ojos de Dios. Pese a ello, Jacob predijo que la tribu de Benjamín se colmaría de actos de violencia perpetua durante su paso por la tierra.

Subir