Isuitas significado bíblico

isuitas

Definición. El significado bíblico de isuitas, es descendiente de la genealogía de Isúi. Quien, en vida, fue el tercer hijo de Aser y el hombre que estableció las raíces de esta familia.

Los isuitas y sus antepasados

Es bien sabido que el pueblo de los judíos tuvo su fe basada en los pactos entre Dios y los diversos líderes religiosos que formaron parte de los tiempos antiguos. Desde allí, surge la figura de Jacob como un patriarca. Pues, tuvo diversos hijos, entre los cuales sobresale Aser, el padre de Isúi, que fundó la tribu de los isuitas.

Cabe mencionar, que los hijos de Jacob fueron doce, y se destacan otros como Gad, Judá y Leví, porque fundaron clanes muy sólidos dentro de Israel. Los cuales, aparecen numerosas veces en la Biblia y que nos indican que fueron los primeros progenitores de las familias que en vida sirvieron y adoraron al Señor. Así como, todas sus hazañas, sacrificios y la construcción de los tabernáculos.

Los isuitas y la tribu de Aser

Los isuitas se identificaron con el personaje de Aser, pues fue un fundador de su casa, padre de Isúi. Por esta razón, estas tribus adquirieron semejanzas al carácter de quienes las edificaron. De tal forma, al clan se le caracterizó por su inteligencia, positivismo y gran respeto hacia los estatutos del Padre Celestial.

Además, se sabe que la tribu de Aser a la que pertenecieron los isuitas, era la más feliz de las doce. Tenían gran prosperidad y disfrutaron de todo lo que Dios les ofreció. Por lo tanto, siempre tuvieron buenas fuentes de alimentación, salud y paz dentro de su propio territorio.

Isúi y los isuitas

Sabemos que los isuitas son los descendientes directos de Isúi. Entonces, las bendiciones de Aser y de Jacob, fueron parte de sus vidas. Es por ello, que en su paso por la tierra nunca les faltó nada, pues los manjares dignos de los reyes no les eran ajenos. Además, su relación estrecha con Dios siempre les favoreció en abundancia.

Cabe destacar, que Moisés también bendijo a Aser, quien a su vez, hizo lo mismo con Isúi y él con los isuitas. Por ende, se caracterizaron por ser hombres fértiles, quienes poblaron la tierra con su gran descendencia.

Este aspecto fue muy favorable para Dios porque los isuitas se encargaron de venerarle y de repartir su mensaje a todos sus hermanos. Algo que aún sigue presente en la actualidad porque la gran mayoría de las tribus se consolidaron a través de varias generaciones hasta nuestros días.

Subir