Arsa significado bíblico

arsa

Definición. El significado bíblico de Arsa, es uno de los funcionarios que tuvo un rol importante en el servicio del rey Ela de Israel. Tal término viene del hebreo Artsâ que se traduce en español como delicia.

Por otra parte, se hace mención de este personaje en el siguiente versículo de 1 Reyes 16:9 'Y conspiró contra él su siervo Zimri, comandante de la mitad de los carros. Y estando él en Tirsa, bebiendo y embriagado, en casa de Arsa su mayordomo.'

Con tales palabras, podemos apreciar la trágica muerte del rey cuando se encontraba morando en la casa del funcionario arsa.

Arsa y el rey de Israel

Sabemos que Ela figuró como el cuarto rey que tuvo el pueblo de Israel en el año veintiséis de Asá, quien en ese momento, era el mandatario de Judá.

Así pues, Ela fue descendiente de Basá y permaneció dos años en Tirsa ejerciendo su gobierno. A pesar de que las cosas iban bien, no tardó en darse una conspiración en su nombre.

Esto aconteció por parte de un personaje llamado Zimri, que también trabajaba para él, pero a diferencia de Arsa, este se encargaba del carruaje empleado en las batallas.

Sucedió aquel día, que Ela se encontraba en estado de embriaguez en la casa de arsa, su mano derecha y que llevaba la función de administrar todo lo concerniente al palacio real.

Sin embargo, nadie se esperaba que Zimri se acercara hasta allí y le provocaría una herida de gravedad que minutos después, le causó la muerte.

Zimri irrumpe en el trono en casa de Arsa

Luego de estos acontecimientos, Zimri en la casa de Arsa dijo que suplantaría a Ela en el trono y en las funciones concernientes a su mandato.

La causa, es que Jehová le dio permiso para ello. Pues, la familia de Basá hacía todo lo malo ante sus ojos. Esta es la razón por la que se le exterminó incluso por el último miembro.

De hecho, a los amigos de Basá y de Ela también se les quitó la vida hasta aniquilar a su linaje por completo. Todo ello, siguiendo la ordenanza y la palabra que Dios le dio al pueblo por medio de las profecías de Jehú.

Dado que, los israelitas cometieron pecado a través de la adoración a falsas deidades. Por eso, la ira de Jehová se desencadenó ese día en la morada de Arsa, su mayordomo.

Subir