Atar significado bíblico

atar

Definición. El significado bíblico de atar es un vocablo hebreo: a-sár que alude a la acción de unir o juntar una cosa utilizando cadenas o ligaduras. También hace alusión a llevar a cabo una acción judicial, como juzgar a alguien.

Referencias del término atar

Cuando se ata a una persona o algo, se emplea un amarre de modo que este no pueda liberarse con facilidad. Para ello se usan cuerdas, cordones de gran resistencia. Igual ocurre cuando se ata un animal a un árbol, se debe usar una soga que este no pueda romper.

Así evitan que se extravíen mientras los que pastoreando. Por otra parte, la expresión se emplea en sentido figurado. De allí que se escuche decir: Estoy atada a ese negocio. Lo cual indican que no posee opción de como librarse de una deuda adquirida. O también de una relación en la que se siente inmovilizada, atrapada.

A su vez, tiene la connotación de juzgar. Cuando alguien lleva a cabo un juicio y decide quién puede ser penalizado o, por el contrario, liberado. Las autoridades tienen la potestad dada por los gobiernos, de aplicar leyes y sanciones a un ciudadano. De acuerdo a esas normas pueden atar asuntos jurídicos y penales.

¿Qué es atar en la Biblia?

En las escrituras se utiliza el término en sentido literal, referido a unir una cosa a otra, o amarrar. Tal como se relata en el pasaje sobre Sansón, Dalila le pregunta con qué se le puede atar para dominarlo, ya que este hombre era muy fuerte y quería saber el motivo de su fuerza. También se menciona cuando ataron a Jesús para llevárselo y darle muerte.

Asimismo, se cita de la palabra, al describir las prendas de vestir de los sacerdotes. Estos debían atar el efod con firmeza a su cintura. Por otro lado, se usa la frase en sentido figurado. Puesto que la acción de atar conlleva a inmovilizar, se emplea al decir que se atará a Satanás por mil años. Con ello, este no podrá ejercer control sobre nadie, ni causar daño.

Asimismo, se aplica en sentido de autoridad. Jesús al hablar con Pedro le dijo que le daría las llaves del reino para atar y desatar. Estas representan la autoridad, el que el hijo de Dios se las entregara a Pedro, indicaba la comisión que le estaba encargando, de ayudar a otros a tener el privilegio de recibir las bendiciones del Reino de Dios.

Subir