Dalila significado bíblico

dalila

Definición. El significado bíblico de Dalila es colgante. Con este nombre se identifica a una mujer que residía en el valle torrencial de Sorec. Se presume que su belleza era tan impactante que pudo deslumbrar a Sansón, al final de sus años de judicatura.

¿Era Dalila una filistea?

Aunque en las santas escrituras no se especifica este detalle, es probable que no haya sido así. La razón para argumentar eso, es que los hombres que la sobornaron le ofrecieron una gran cantidad de dinero. Lo que deja ver que apelaron a su codicia y no a su patriotismo. De haber sido una filistea, ellos se hubiesen planteado que era un deber nacional hacer este servicio.

Aunque ese hombre, antes les había solicitado a sus padres que quería como esposa una filistea, no quiere decir que sea Dalila. Al ver leer con detenimiento el relato de Jueces 13 y 14, se puede determinar que se trataba de otra mujer. Además, esto era parte del propósito de Jehová, para que Sansón pudiera luchar contra los enemigos.

Por otro lado, hay quienes piensan que esta mujer israelita era una prostituta. Esto se debe a que en los versículos anteriores se menciona a una señora que ejercía este oficio. Sin embargo, ella era de la región de Gaza y Dalila vivía en el valle de Sorec. Además, en la Biblia no se indica que esta pareja tuviera relaciones sexuales.

¿Cómo engañó Dalila a Sansón?

Los filisteos les interesaba conocer la fuente de la fuerza desmedida de este hombre. Eso les daría la oportunidad de eliminarla y acabar con él. Por eso, buscaron una mujer muy atractiva que le llamaba la atención a Sansón. Le ofrecieron unas 1.100 piezas de plata para hacer el trabajo.

Ella aceptó cooperar en la conspiración. Así que le preguntó en varias ocasiones qué le haría perder su poder. Cada vez que él le daba una respuesta, Dalila le pasaba la información a los filisteos. Incluso estuvo dispuesta a ocultar a unos guerreros en su casa, para agarrar al hombre cuando se encontrara débil.

Al ver que Sansón no le daba la respuesta correcta, comenzó a importunarle al punto que causarle una gran angustia. Él sentía ganas de morir, por lo que le reveló su secreto. Dalila aprovechó un día, mientras él dormía en sus rodillas, para que un servidor le cortara sus trenzas. Este fue el momento en el que los filisteos lograron sus objetivos.

Subir