Deuda significado bíblico

deuda hombre traje

Definición. El significado bíblico de deuda se refiere a la obligación que tiene uno (deudor) de pagar a otro (acreedor) un capital u otra cosa. Cuando esto se refiere a los hombres, se trata, por lo general, de dinero. La falta de pago de la misma estaba penada con la cárcel o con la tortura y la esclavitud.

Puede también referirse a Dios: el hombre frente a Él es un deudor. Y esta deuda que con Él tiene contraí­da debe ser saldada con sus buenas obras. Pero esto es imposible. Por eso Jesús nos describe, con una preciosa parábola, la misericordia y la magnanimidad de Dios, que nos exculpa la deuda (Mt 18,24-34).

Al propio tiempo nos manda absolver siempre las deudas a los demás, como él nos libra. Si el perdón es obra del amor en el acreedor, el afecto es en el deudor señal de agradecimiento por el indulto recibido. Una deuda también es una obligación moral.

La deuda en tiempos bíblicos

Las relaciones entre acreedores y deudores solí­an ser causa de acaloradas disputas en Israel. Jeremí­as alude al odio que las animaba (Jer. 15:10). Más de uno preferí­a salir del paso dándose a la fuga. No obstante, la legislación procuró siempre proteger al deudor.

Refrenando los abusos de los acreedores con medidas en favor de quienes, por su insolvencia, los retejieron por esclavos. Jesús no permaneció insensible en este aspecto. En el modelo de oración que el Señor propuso a los suyos, dice: 'Perdónanos nuestras deudas como también nosotros perdonamos a deudores'.

Son conocidas, además, aquellas palabras de Pablo: 'Con nadie tengáis otra deuda que la del mutuo amor'. Los papas algunas veces han utilizado por causas justas su autoridad. Como cabeza suprema de la sociedad cristiana para conceder remisiones parciales o arreglos por deudas con acreedores desconocidos.

En la ley eclesiástica, las personas que han incurrido en grandes deudas que no pueden pagar tienen prohibida la entrada a las órdenes religiosas. Al menos si llegaron a ese estado por falta grave de su parte.

Si una persona no tiene dinero ni medio alguno de conseguirlo, se le exime sobre la base de la imposibilidad de pagar sus deudas. Aun en el caso de que no pueda abonar sin descender él mismo y su familia al estado de mendicidad.

El significado bíblico de deuda es aquello que se debe a otro, o cuyo pago está pendiente. En general, cualquier cosa que una persona tenga la responsabilidad de abonar o de devolver a otra. En un sentido amplio de la palabra, esta obligación puede surgir por diversas causas.

Subir