Diablo significado bíblico

diablo

Definición. El significado bíblico de diablo se refiere a  una de las palabras o nombres con el que se conoce al ser maligno que se opone a la fuerza de Dios. Así mismo, esta palabra designa a un demonio que es mayormente conocido como Satanás.

Vídeo sobre el significado bíblico de Diablo

https://www.youtube.com/watch?v=T7byFIpIKuU

El término diablo en la Biblia se usa tradicionalmente para designar a uno de los ángeles que se reveló contra Dios. Algunas veces a todos estos ángeles se les llama diablos o demonios pues fueron arrojados al abismo del infierno. Sin embargo Satán o Satanás es quien recibe el título del príncipe de los demonios.

El diablo en la Biblia

El demonio o diablo es mencionado en la Biblia en varias ocasiones para hacer referencia al mal. No se usa solo estos apelativos para nombrarle sino que tiene muchos otros nombres, todos ellos asociados a la malicia.

En este sentido, se puede encontrar en el Apocalipsis un nombre proveniente del griego Apolión que en hebreo era Abadón, ambas traducciones de destructor. Así mismo, un mote famoso con el que se le conoce es Beelzebul príncipe de los demonios. También es llamado mentiroso y asesino debido a los actos que realiza.

En un pasaje del libro Corintios se le llama al diablo como Dios de este siglo, pues hace referencia a que muchas personas se han dejado tentar. Por lo que se han apartado del camino y la palabra de Dios. En efesios se consigue una mención de este ser como el príncipe de la potestad del aire.

Satanás hace presencia en las sagradas escrituras cuando tienta a Jesús en el desierto. Este le pone varias pruebas al mesías, pero Cristo se mantuvo firme en la fe y lo venció fácilmente.

Origen de la figura del diablo

La palabra Satanás proviene de la lengua hebrea y significa adversario o acusador, por lo que antes no se usaba como el enemigo de Dios. Sino como alguien que impartía justicia, como personaje del mal se empezó a conocer luego de que los babilonios invadieran Israel. Pues en su religión, ellos tenían una figura opuesta a Dios.

Por su parte, las palabras diablo y demonio tienen ascendencia griega, un demonio o daimón era una fuerza que generalmente era negativa. Mientras que el diablo era algo que causaba división, todas estas palabras fueron evolucionado y llegaron a ser sinónimos. Esto para representar al enemigo de Dios y personificación del mal, el diablo.

Subir