Ahira significado bíblico

ahira

Definición. El significado bíblico de Ahira, es uno de los hijos de Enán que perteneció a la tribu de Neftalí, en donde, se desempeñó como su líder en el censo que se llevó a cabo en el desierto. Tal término proviene del hebreo Ajîra y este se traduce por hermano del mal o pastor desafortunado.

Por su lado, la mayoría de registros que se tienen sobre Ahira aparecen en el libro de los números y su nombre, parte de una raíz egipcia. Es por eso, que se le relaciona con términos que tienen que ver con la iniquidad o con el infortunio.

Asimismo, el padre de Ahira que se llamaba Enán, tuvo un papel relevante en su vida, pues le ayudó en el censo del Sinaí y fue uno de los que se escogieron para realizar la voluntad del Señor en el desierto. De hecho, en uno de los versículos del libro de los Números, se nos indica que formo parte del ejército de la tribu de los miembros del grupo de Neftalí.

Ahira y el censo de Israel

En las historias del éxodo se nos dice que el pueblo de Israel se escapó de la esclavitud y los años de cautiverio que sufrían en Egipto. Razón por la cual, Dios estuvo presente en su travesía por el Mar rojo, posándose sobre el monte Sinaí. Tal lugar es valioso porque allí fue que Dios se le apareció a Moisés con el fin de mostrarle sus estatutos.

Por su parte, tanto Ahira como los demás de la tribu de Neftalí, acamparon en ese monte y construyeron un tabernáculo de adoración. Más adelante, establecieron un sacerdocio en el que repartirían los planes de Dios y harían alabanzas en su nombre.

En Levítico, se nos dice que estos hombres estuvieron fuera de Egipto por un periodo de treinta y ocho años consecutivos. A partir de tales acontecimientos, se realizó un inventario o censo en el que Ahira tuvo gran participación. Pues, su propósito era conocer a toda la congregación de los hijos de Israel.

De tal modo, Ahira fue uno de los que se encargó de contarlos según sus familias y casas de sus progenitores. Con la cuenta de todos los varones, se clasificarían a aquellos que serían aptos para salir a la guerra y dar batalla en el nombre de Israel. Estos necesitaban tener más de veinte años cumplidos para poder ir a batalla.

Subir