Potaje significado bíblico

potaje

Definición. El significado bíblico de potaje es 'hervido'. En las Santas Escrituras, esta expresión se refiere a un guiso que puede ser comestible, y estar preparado con diferentes tipos de ingredientes. Algo que es interesante destacar es que casi no hay referencia a nada como esto en la Biblia. Solo se puede ver en dos ocasiones.

Potaje de Jacob

La primera vez que en las Santas Escrituras se hace una referencia a una especie de guiso es durante la época de los patriarcas. Jehová le había prometido a Abrahán, y luego a Isaac que su descendencia iba a bendecir a todas las naciones. Como en la época eran los primogénitos quienes se convertían en patriarcas, era a Esaú, el hermano de Jacob, quien iba a tener ese privilegio.

Ahora bien, estos dos gemelos eran muy diferentes entre sí. Al menor le interesaban mucho más los temas relacionados con Dios que al mayor. Sin embargo, por derecho, a Esaú le correspondían las bendiciones principales.

En una ocasión, el más grande de estos dos hermanos estaba cazando, mientras que el otro se quedó en casa preparando un guisado, o potaje. Al regresar Esaú y tener tanta hambre, le pidió a su gemelo que le sirviera algo del alimento. La condición que le puso fue venderle su derecho de primogénito.

Por tener tanta hambre, el más grande le cedió los privilegio a su hermano. Desde ese momento, fue Jacob quien recibiría las bendiciones principales como heredero y también llegaría a ser patriarca. Esta fue la primera ocasión en la que se habló de este término bíblico.

Potaje de Elías

Esto ocurrió durante la época de los reyes de Israel. En esta ocasión, el profeta estaba recibiendo la bendición de Dios para poder hacer milagros. Algunos de los que realizó fueron dividir el río Jordán, proveer agua al ejército de Israel, y dar aceite a una viuda. En total hizo 16, según el relato bíblico.

Ahora bien, el octavo milagro que ejecutó Elías fue hacer que un potaje cargado de veneno llegara a ser comestible. Lo hizo añadiéndoles harina al mismo. Lo que ocurrió es que había una gran hambruna en el país. El profeta le pidió a su sirviente que preparara un guiso. Este fue al campo, y recogió algunas malvas, pero no se dio cuenta de qué eran.

Pues bien, al prepararlo se percataron de que el potaje era venenoso por su olor. Para remediarlo, Elías arrojó harina en el mismo, y todos comieron de él sin problema alguno.

Subir