Acub significado bíblico

acub

Definición. El significado bíblico de Acub, es hijo de Elioenai, cuyos registros aparecen en el libro de las Crónicas. Tal término proviene del hebreo aggúr que se traduce como aquel que persigue. A la par, este hombre fue hermano de seis varones más, en donde sobresalen Johanán, Hodavías y Eliasib.

Acub y los porteros del templo

Por otra parte, Acub también fue un levita que fundó la familia de los porteros del tempo. Todo ello, en conjunto con Talmón, Ahimán, Salum y sus hermanos. Este último personaje fue quien se destacó como el jefe de los otros.

Es por ello, que tanto Acub y los demás, pertenecieron a una de las cuadrillas de los hijos de Leví. Y servían en la puerta del rey que se encontraba hacia el oriente. Además, estaban a cargo del ministerio, por lo que, debían guardar el tabernáculo sagrado. Ello, con el fin de prevenir que se suscitaran imprevistos o situaciones desfavorables.

Cabe destacar, que Acub y Salum siguieron el ejemplo de sus padres cuando estos guardaron el campamento de Jehová. En aquella época, se escogieron más de doscientos hombres que provenían de diversos linajes y que se instruyeron en el oficio de la mano de David y Samuel.

Gracias a tales aspectos, fueron surgiendo nuevas descendencias de porteros como Acub. Los que, aguardaban sus turnos con el propósito de cuidar las entradas de la casa de Dios y que además, eran fieles en su oficio. Sin omitir, que sus hermanos venían de las aldeas más cercanas y hacerles compañía o ayudarles en lo que necesitaran.

Esta labor, en la que participó Acub, fue de las más relevantes para la época. Dado que, los porteros tenían a su cargo los tesoros del templo sagrado del Eterno. Asimismo, debían velar por el cuidado de los utensilios del ministerio, la vajilla y todo lo que tuviese que ver con las actividades del santuario.

Acub el levita

Es valioso mencionar, que Acub también fue un hombre levita que ayudó a explicar la ley a los habitantes del pueblo de Dios. En su discurso dio a entender las responsabilidades que tenían los sacerdotes en su labor y en el santuario.

Con ello, Acub se refería a las palabras que el Señor les dijo a Aarón y a sus descendientes para que se hicieran responsables de transmitirlas en la tierra. De tal modo, llevarían el pecado en el santuario porque así como tenían autoridad de Dios, debían hacerse responsables de los aspectos que no eran tan positivos para la humanidad.

Subir