Zaqueo significado bíblico

zaqueo

Definición. El significado bíblico de Zaqueo es un señor limpio y puro. Es curioso que este hombre que aparece en el Nuevo Testamento, no se le percibía como alguien santo. Esto se debía al tipo de trabajo que tenía. Aunque era muy lucrativo, las personas lo despreciaban porque no eran honestos al cobrar el dinero.

¿Qué se conoce del oficio de Zaqueo?

El imperio romano se valía de los funcionarios para recaudar los impuestos y las capacitaciones sobre las tierras. Este derecho de recolectar los tributos en exportaciones, importaciones y el transporte de mercancías, se podían comprar en una subasta pública. Los mejores postores obtenían sus ganancias, de las diferencias que quedaban del dinero que se les entregaban.

A las personas que compraban este derecho, se les conocía como publicanos. Estos arrendaban a otros la recolección de tributos en ciertas partes de su territorio. Al parecer, Zaqueo era el jefe de los recaudadores de Jericó, lo que quiere decir que había comprado en una subasta esa responsabilidad.

El resto de los judíos no le tenían estima a estos hombres, porque cobraban más del impuesto fijado por el emperador. Por eso, no se asociaban con ellos y los consideraban tan pecadores como las rameras. Otra razón que los hacía despreciables, era el hecho de que le prestaban un servicio a una nación extranjera y tenían contacto continuo con gentiles inmundos.

¿Cómo conoció Zaqueo a Jesús?

Este hombre había escuchado las maravillosas obras que realizaba el Mesías. Además, sus enseñanzas dejaban atónitos a todos los presentes. Por eso, en la primavera del 33 E.C. cuando se enteró de que este personaje llegó a su ciudad, hizo lo posible por verlo. Él sabía que su baja estatura no le favorecía, por lo cual decidió adelantarse a la multitud.

Así que, se subió a un árbol con el objetivo de que al pasar Jesús por allí, él pudiera verlo. Cuando el Mesías observó los esfuerzos que este hombre hizo, se impresionó. Por eso, le dijo que mientras estuviera en la ciudad, se quedaría en su casa. Zaqueo corrió hasta su hogar para hacer los preparativos.

Muchas personas se quejaron de esta decisión, alegando que Jesús se tenía de amigos a pecadores. Sin embargo, él no apoyaba su oficio, pero estaba dispuesto a ayudarle a cambiar su proceder. Esto fue lo que pasó, Zaqueo decidió devolver todo lo que había conseguido de manera fraudulenta y dar la mitad de sus riquezas a los pobres.

Subir