Restituir significado bíblico

restituir

Definición. El significado bíblico de restituir, es devolver, restaurar o colocar algo en el estado que estaba antes. En el caso de las personas, alude a que deben volver al lugar de donde salieron. Tal vez, este es uno de los verbos que menos se conocen dentro de las Sagradas Escrituras, pero creemos que es uno de los más importantes.

Cómo es restituir en la Biblia

Cuando se daña de forma injusta a una persona o se despoja de sus posesiones, se generan heridas que quedan marcadas durante el resto de su vida en el plano terrenal. En ocasiones, sucede de forma intencional o accidental, pero lo que es seguro es que las relaciones se afectan en gran medida y esto se puede apreciar por medio del distanciamiento. Es por ello, que es importante restituir.

Si las cosas no se solucionan y no se centran en restituir, las heridas seguirán abriéndose. Ante tal situación, el maestro Jesús nos dijo que teníamos que reconciliarnos con nuestros semejantes. Sobre todo, si somos los causantes de sus aflicciones. Lo que nos hace responsables de cambiar las condiciones con el propósito de que exista paz y unidad.

Sabemos que al ofender es importante pedir perdón y reponer lo que se quitó para cubrir el precio de restituir. Esto se refleja en el caso de Zaqueo. Un hombre que quiso restituirse dándoles a los pobres la mitad de sus recursos materiales y devolviendo hasta cuatro veces más en cantidad de lo que les quitó.

Importancia de restituir

Restituir nos permite cerrar las heridas abiertas, nos ayuda a sanarlas y a darle fin a aquello que tanto dolió en el pasado. Cuando se realizan tales actos, se da lo mismo en mayor medida. Es decir, si un padre abandonó a sus hijos y los expuso a la pobreza y a la soledad, es su deber recompensarles por todo aquello que pudo afectarles.

Por lo tanto, Jesús nos dice que nos ocupemos de restituir en cada una de nuestras relaciones. Ya que, las personas que repongan lo que quitaron o dañaron, serán dignas de entrar en el Reino de los Cielos. Así pues, el Señor atiende a las plegarias e interviene con su Espíritu Santo para obrar de manera correcta.

Lo que se requiere de sus hijos, es que asuman sus responsabilidades por medio de la restitución y que se acaben las distancias que les separan como hermanos. Restituir es necesario para generar lazos de reconciliación con el prójimo.

Subir