Vigilar significado bíblico

vigilar

Definición. El significado bíblico de vigilar, es guardar, cuidar, mantenerse despierto, custodiar o preservar de daño. Este verbo, es de uso común en hebreo antiguo y moderno. El cual, hace referencia a la acción de velar de manera atenta algo que se encuentra bajo nuestra responsabilidad.

Por ende, la persona a cargo, debe ejercer la vigilancia y tendrá que rendir cuentas si algo malo sucede.

A su vez, tal palabra no solo nos habla de algún objeto, sino también en el fijarse en el comportamiento de las personas. El cual, se puede hacer de diferentes formas, como por diversos motivos. Al cuidar un enfermo, colocar cámaras para saber que hacen algunos, o la función que cumple la policía, al estar alerta todo el tiempo.

Venida del hijo de Dios

Cuando hablamos de vigilar, en la Biblia se nos da un excelente ejemplo. Puesto que, nos ilustra al decirnos que si un dueño de una casa tendría que estar atento de que no le fuese a asaltar un ladrón. Por lo que, era probable que permaneciera despierto con tal de impedir el robo. De tal modo, hace referencia a la llegada de Cristo, que vendría cuando la gente menos se lo esperase.

De la misma forma, se establece el vigilar en Mateo 24:45, '¿Quién será el servidor fiel y prudente que su señor puso al cuidado de su familia para repartirles el alimento a su debido tiempo?' De modo similar, nos llama nuestro Dios, a quien le importa la manera en la que vivimos cada día.

Así pues, el Eterno nos invita a mantener una actitud de vigilancia, espera, de escuchar con la atención al mensaje de Jesús. También, a prestar ayuda a la fe y responder al amor del Creador con algo más que palabras.

Vigilar la vida cristiana

Los hijos de Dios, tenemos el compromiso de vigilar nuestra vida, con actos llenos de amor, como ayunar, orar y procurar mantener una relación espiritual con el padre. Es por ello, que la palabra dice que entre hermanos debemos estimularnos a las buenas obras y sobre todo, fomentar la cristiandad. Cuidarnos de no cometer pecado y expresar la Gloria de Jehová siempre.

A la par, se nos incita a vigilar cada uno de nuestros actos, siendo honestos, respetuosos y llenando la vida de valores morales.  El señor nos dice que debemos alejar las tentaciones y avocarnos a llevar la mejor relación espiritual posible con él.

Subir