Vidente significado bíblico

vidente bilia significado

Definición. El significado bíblico de vidente se refiere a la persona que ve con ojos espirituales y percibe señales que a otros les parece incomprensible. Por lo tanto, es intérprete y clasificador de la verdad eterna, viendo el futuro desde el pasado, y el presente. Esto es mediante el poder del Señor que obra a través de él, con la ayuda de instrumentos divinos tales como el Urim y Tumin.

En la antigüedad, Dios llamó a los profetas por la misma razón que hoy damos testimonio del Señor Jesucristo. John A. Widtsoe explica: 'El vidente es un maestro', siendo este el significado básico de la palabra. Además, Enseña que el todo constituye la verdad, dando así el Evangelio que Dios ha revelado al hombre y bajo inspiración lo explica.

Con el tiempo, la palabra 'vidente' ha llegado a significar, la designación del receptor de la revelación y las instrucciones del Señor. Por lo tanto, están en función de predecir eventos futuros, es decir, dar voz a las profecías. Aunque esta es solo una de las muchas atribuciones de su llamamiento.

Se menciona que las revelaciones que reciben pueden ser interpretaciones de hechos nuevos que no están en el poder del hombre. Y estas predicciones se dan solo a la persona que corresponde. Aunque también eran entregadas según el cargo al individuo que poseía el grado más alto en la sociedad.

¿Qué cualidades necesita un hombre para convertirse en vidente?

Primero vemos que según los relatos de la Biblia, Dios debe elegirlo como su profeta. Esto es gracias a que el hombre va por el camino de Cristo de manera muy diferente. En consecuencia, Jehová les dice a sus apóstoles: 'Ustedes no me eligieron a mí, pero yo si los elegí, así que deben hacerlo y dar fruto.' (Juan 15:16).

Por lo tanto, el vidente es un representante autorizado de Dios. Aunque el mundo no lo reconoce de esta forma, la condición importante es que cristo habla a través de él. Además, apreciamos que el Dios del antiguo Israel los llamó videntes por la misma razón que los nombra hoy.

Estas personas cumplían con la función de enseñar a la gente la ley de Dios y el camino de vida. Además de llamarlos a arrepentirse cuando fuera necesario y dar testimonio de Jesucristo. Se dice que la obra de todos los videntes es verdadera, ya que son mensajeros de Dios y proclaman su voluntad.

Subir