Vendimia significado bíblico

vendimia fiesta uva

Definición. El significado bíblico de vendimia es bendición divina. Es una fiesta que se acostumbra  a celebrar en Israel y en los pueblos que se encuentran cercanos a la zona. En la Biblia se hace mucha semejanza a la viña de forma contante, creyendo así que las fiestas de los altares sea una celebración en su esplendor.

Sin embargo, el significado bíblico de vendimia también se relaciona con algún símbolo de castigo. Esto se debe a que parte de su origen viene de arrancar o extraer, por tal motivo se celebra en viñas. Al pisar las uvas para la elaboración del vino, se hace alusión a la sangre que derramada por muchos pueblos por la ira del Altísimo.

Un claro ejemplo de ello es el momento en que Edom no fue a ayudar Judá cuando ocurre la invasión de Jerusalén. Es por tal motivo que el Señor manifiesta la llegada de los que ejecutan la festividad y estos van a destruir todo a su paso.

Época en la que se lleva a cabo la vendimia

En el hemisferio norte, la celebración tiene lugar durante los meses de julio y octubre. Mientras que el contrario, suelen hacer la festividad entre febrero y el mes de abril. Sin embargo, lo que pauta el comienzo de la fiesta es el nivel de maduración que tenga el fruto.

Aunque en Palestina es se da inicio en el mes de septiembre y a diferencia de otras regiones, aquí nada más tiene una duración de treinta días. Para los obreros pertenecientes a esta zona y a las cercanías es motivo de júbilo. Es por tal razón que se reúnen en las viñas, acampando en tiendas o inclusive en casas.

Los israelitas no poseen muchos conocimientos con respecto al trabajo de las tierras, puesto que eran seminómadas. Pero gracias a sus vecinos, los cananeos, aprenden a cuidar la vid y descubren que tienen requerimientos especiales. Entre ellos una población más sedentaria, debido a que necesitan años de mucha atención.

Realización del proceso de la vendimia

En la vendimia se cortan los racimos de uvas y se van colocando en cestas de mimbres, cuando están llenas se vacían en recipientes de mayor capacidad. Estos se llevan al lagar para ser aplastados.
A continuación viene el rebusco donde niños, viudas y personas en especial pobres, tienen acceso al viñedo para recoger las uvas que se han caído. Así como también los racimos que quedan escondidos entre los arbustos.

Subir