Vinagre significado bíblico

vinagre

Definición. El significado bíblico de vinagre es una bebida muy popular en tiempos antiguos y que permanece su uso en la actualidad. Este líquido es un vino agrio, de allí su nombre, y se obtenía al igual que cualquier licor, es decir, por medio de la fermentación. En las sagradas escrituras se hace referencia a dicha bebida en muchas oportunidades, tanto en el antiguo y nuevo testamento.

El vinagre también se empleaba como un ingrediente más para la elaboración de pan en los tiempos bíblicos. Puede ser una mezcla entre ácido acético y agua, aunque en la Biblia se refiere a una fermentación de las uvas. Por otro lado, los israelitas usaban esta mezcla para condimentar alimentos y también en pociones medicinales.

El vinagre en la Biblia

Los Nazareos (israelitas que se consagraban al Señor mediante votos y ley mosaica) se les prohibía ingerir dicha mezcla. En Números 6:3 se afirma: ‘se abstendrá de vino y sidra; no beberá vinagre ni ningún licor, tampoco comerá uvas frescas ni secas’. En la palabra de Dios también se asegura que el 'vinagre entorpece los dientes…' (Proverbios 10:26), además, que no puede ser tomado puro.

Si este líquido se mezcla con aceite, se convierte en un acompañante de alimentos, es decir, un tipo de aderezo. En Ruth 2:14 se registra '… Vente aquí, y come del pan, y moja tu bocado en el vinagre'. Otras percepciones afirman que la mezcla se empleaba en sustitución del agua o cualquier otro zumo.

La connotación más simbólica la encontramos en la crucifixión de Jesús, cuando clamaba por su sed. Los soldados romanos ‘le dieron a beber vinagre mezclado con hiel; pero luego de haberlo probado, no quiso tomarlo’ (Mateo 27:34). Sin embargo, instantes después, según Mateo 27:48, '… Un soldado agarró una esponja, la empapó en vinagre, y puesta una caña, se la daba a chupar'.

Jesucristo recibió este vino agrio porque se trataba de otra mezcla, la cual estaba diluida en agua. Dicha bebida se consumía entre los soldados romanos y recibía el nombre de 'acetum'. Además, se consideraba más como un vino amargo o una bebida barata y para pobres. También era muy tomada en tierras calientes.

De cierta manera, se puede decir que esto fue lo último que consumió el hijo de Dios antes de entregarse en espíritu y morir. Se cree que era costumbre dar esta bebida para disminuir el tormento del ajusticiado.

Subir