Trilla significado bíblico

trilla

Definición. El significado bíblico de trilla, es acto de hollar. Esta es una palabra de origen hebreo que se traduce como pisotear o golpear el suelo. Para realizarla se tenían que emplear gavillas. También, varas o desgranadores. Sin dejar de lado, la ayuda de los bueyes que se valían de un trillo con el fin de efectuar la labor de manera correcta.

En los tiempos antiguos, la tarea de la trilla se ejecutaba en la superficie del suelo, ya fuera este de tierra o estuviese recubierto de monte. Gracias a ello, los hombres tenían la esperanza de conseguir los frutos que les servirían para alimentarse.

De hecho, los animales eran muy importantes en la trilla, porque podían pasar encima de los cereales sin mayores inconvenientes. Además, en los tiempos más modernos comenzó a usarse un carro especializado en tales funciones.

La trilla y los granos

Cabe destacar, que la trilla era parte esencial de las actividades relacionadas con la agricultura. En Palestina, se efectuaba desde mayo hasta septiembre. Su propósito principal, consistía en separar la paja de los granos. Estos servían en la elaboración de diversos productos como las especias, el comino y el eneldo que le daban sabor a los alimentos de los pobladores.

A su vez, la trilla proporcionaba a los hombres pequeñas cantidades de trigo que más adelante procesaban y utilizaban en el pan. Era normal que existiesen varios dueños poseedores de una era o terreno. En algunos casos, le pertenecía a la comunidad entera, porque todos se beneficiaban con la recogida de sus frutos.

Por otra parte, los terrenos que servían para realizar la trilla, se encontraban fuera de las aldeas y se ubicaban muy bien. Esto, con la finalidad de que los vientos favorecieran las actividades de los agricultores y les permitiera estar pendientes de quienes podrían robarse los granos.

La Ley mosaica y la trilla

Puesto que la trilla se ejecutaba con la ayuda de animales como bueyes, la Ley mosaica no permitía que se les colocara bozal cuando trabajaban. Dado que, algunos de sus dueños tenían la costumbre de hacerlo al ser personas codiciosas. Los animales eran fundamentales y los que daban vueltas sobre el trigo para que se separara de la paja de forma efectiva.

También, se prohibía usar dos animales diferentes al jalar de los implementos de la trilla. Sin embargo, muchos pobladores hacían caso omiso. De hecho, se sigue realizando en la actualidad, en el cercano Oriente.

Subir