Timnat-Sera significado bíblico

timnat sera

Definición. El significado bíblico de Timnat-Sera es ciudad que Josué pidió como herencia en el territorio montañoso de Efraín. Por disposición de parte de Dios, los hijos de Israel decidieron darle esta zona a este fiel siervo. Luego él procedió a construir una urbe, y a su fallecimiento lo sepultaron allí. Tanto el pasaje hebreo masorético como la Septuaginta griega dicen 'Timnat-heres' en vez de 'Timnat-sérah' en el libro de Jueces 2:9.

Sin embargo, aún se ignora el motivo de esta discrepancia. También hallamos a otros que suelen igualar Timnat-sérah con Khirbet Tibnah, ubicado a unos 30 kilómetros al sureste de Siquem. Puesta al extremo occidental de la tierra montañosa, Khirbet Tibnah subyuga la llanura litoral. El monte Gaas, que quedaba al sur de Timnat-sérah (Timnat-heres), no se sabe con exactitud el lugar dónde está.

Timnat-Sera fue dada a Josué después de realizar su última comisión

Cuando ya tenía casi 90 años, el leal adorador de Jehová comienza la formidable labor de repartir la tierra. En ese punto, las tribus de Rubén, Gad y la media tribu de Manasés ya recibieron su parte de terreno al este del Jordán. A las que quedan, se les proporciona ahora un territorio en el lado oeste, arrojando suertes. Se instituye el tabernáculo en Siló, en el espacio de Efraín.

A Caleb le dan la localidad de Hebrón, y Josué, Timnat-sérah. Los levitas obtienen como herencia 48 ciudades, entre ellas las seis de refugio. En su retorno a su legado puesto al este del Jordán, los guerreros de Rubén, Gad y la media tribu de Manasés erigen un altar 'muy destacado'. Los clanes que se topan al oeste del Jordán notan en esa acción un acto de deserción, y por poco revienta una guerra entre ellos. Pero, la buena comunicación frena el que se derrame sangre.

¿Qué hace Josué luego de vivir cierto tiempo en Timnat-Sera?

Después que residió por algunos años en Timnat-sérah, congrega a los ancianos, las cabezas, los jueces y los militares de Israel. Esto lo hace con el objetivo de exhortarlos a ser resueltos y conservarse fieles al Todopoderoso. Posterior agrupa a todos los linajes en Siquem. Allí examina los tratos del Altísimo desde los días de Abrahán.

Otra vez les pide que teman y sirvan al Creador libre de falta y en verdad. En Josué 24:14, 15, 24, el poblado se torna inducido a confesar: '¡A Jehová nuestro Dios adoraremos, y a su voz daremos vigilancia!'. Después de estos hechos, Josué sucumbe a la edad de 110 años.

Subir