Ternura significado bíblico

ternura

Definición. El significado bíblico de ternura, es impulso o actitud afectiva ante una persona, animal, símbolo u objeto que se contempla. Además, se relaciona de manera directa con los sentimientos de gentileza, amabilidad o suavidad en el trato que se les brinda a los semejantes.

En la gran mayoría de los casos, la ternura se convierte en una actitud ante quienes favorecen este tipo de sentimientos. Si, por ejemplo, una persona es cercana y hace aflorar nuestra parte más dulce y tierna, podemos decir que se trata de afecto y ternura. En donde, también sobresale la empatía.

Cabe acotar, que la ternura se expresa a través de caricias físicas, palabras de aliento o métodos de protección hacia otro individuo. Se trata de un amor respetuoso, atento y delicado que nos une con nuestro Creador porque su amor es puro. Está alejado de la codicia y la maldad, por lo tanto, sabemos que es vital en nuestro día a día.

Ternura espiritual

Por su parte, la ternura también se traduce como bondad, lo cual podemos apreciar en la figura de nuestro Señor Jesucristo. Su gentileza fue un factor importante que hizo que su actitud se destacara por ayudar a los más débiles e indefensos. Como lo es el caso de los niños, los enfermos y los ancianos.

Sin dejar de lado, a los pecadores, por los que sintió ternura y compasión una vez que se mostraron vulnerables y prestos a seguir la voluntad del Creador. Así pues, nuestro Señor difundió este mensaje a sus apóstoles para que lo pusieran en práctica a lo largo del mundo.

Por todas estas razones, podemos afirmar que la ternura es una actitud humana que nos hace indefensos en el plano espiritual. Y es que, las personas que piensan que Dios es violento o que impone su voluntad, es porque todavía no experimentaron este tipo de sentimiento.

Recuerda que, la ternura resplandece no solo en Dios, sino también en Jesús o en la Virgen María. Requiere contemplación y respeto y se alimenta de pequeñas muestras de afecto que nos hacen más humanos. Como sonreír, brindar palabras amables, dar felicitaciones en los momentos adecuados o ser gentil en circunstancias difíciles de la vida.

Solo es posible llegar al camino de la ternura espiritual por medio de pasos pequeños, pero bastante significativos. Los cuales, representan gestos discretos que constituyen actos muy relevantes ante los ojos de nuestro Padre Celestial.

Subir