Tetrarca significado bíblico

tetrarca

Definición. El significado bíblico de Tetrarca hace referencia a un término de origen griego. Designa a la persona que ejerce su mando sobre la cuarta parte de un territorio o una provincia. También se refiere a un gobernante de un distrito. Varios mandatarios tuvieron ese calificativo.

¿Quiénes portaron el título de Tetrarca?

En la Biblia hay registros de hombres que dirigieron varias poblaciones y recibieron dicho apelativo. Entre esos mandatarios figuran: Herodes Antipas, este fue regente de Galilea y de Perea. También, su hermano, de nombre Filipo, ejerció su autoridad en Iturea y Tranconítide.

Por su parte, Lisanias, mandó en el territorio de Abilene. Estos fueron los Tetrarcas de la antigüedad. Ellos dominaban en áreas establecidas por Roma que estaba bajo su dominio. Es decir, que ejercían su soberanía con la aprobación de las autoridades de Roma. Por lo que eran gobernantes de un distrito menor.

Luego, esta palabra se empleó para aludir a la autoridad secundaria. Una designación que estaba por debajo de la de rey. Herodes el grande se inició como un Tetrarca, pero después pasó a ser rey, un rango de mayor categoría.

Al morir, los territorios a su cargo, se dividieron entre sus hijos. Dos de ellos, Felipe y Herodes Antipas, se les llamó Tetrarca. Este último, lo anunciaban como rey, a modo de cortesía.

Distritos donde gobernaba el Tetrarca

En la Biblia se mencionan las zonas en las que ejercían su autonomía. Una de ellas era, Iturea, una población pequeña. Cuyas fronteras cambiaron con el transcurrir del tiempo. Abarcando desde el norte del mar de Galilea, cerca de las cordilleras del Líbano. Otra zona fue, Traconítide, un sitio de difícil acceso, de caminos muy obstaculizado. Este se localizaba dentro del área de Basán.

Sus límites llegaban hasta el sureste de Damasco. En cuanto a Abilene, formaba parte de uno de los distritos bajo el control romano. Se le dio el nombre de la ciudad capital, Abila. Estaba enclavado en la región del Antilíbano, colindando, por el norte, con el monte Hermón.

Este poseía un desfiladero llamativo, cerca de la orilla del río Abaná. Otra jurisdicción del distrito Romano, lo fue Galilea. Cuya porción de tierra alcanzaba unos 40 km al oeste, y unos 60 kilómetros de norte a sur. Y en las escrituras se menciona a Perea, un lugar donde Jesús proclamó las buenas noticias. Fue de ciudad en ciudad en este distrito. Allí le aconseja a un hombre que se esfuerce por entrar por la puerta angosta.

Subir