Tara significado bíblico

tara

Definición. El significado bíblico de Tara, es sitio en el cual los israelitas acamparon cuando se encontraban vagando por el desierto. Esta palabra proviene del hebreo Thára y se traduce como lugar o íbice. Sin embargo, poco se sabe respecto a su ubicación exacta.

Tara y los israelitas en el desierto

Una vez que los israelitas salieron de Egipto, se adentraron en un viaje que los conduciría a través de diversos destinos como Tara, hasta llegar a la tierra prometida. Pese a ello, el camino fue extenso y tuvieron que enfrentar ciertas vicisitudes. Como, por ejemplo, el hambre y la sed que los aquejaba en el desierto.

Es por ello, que Dios les envió pan del cielo que sabía a miel para que se alimentasen y confiaran en él.  Asimismo, les mandó codornices y les dio a beber agua que calmase su sed. El Altísimo deseaba que los hijos de Israel creyeran en sus palabras y a pesar de las pruebas que se presentasen, siguieran adelante.

Tara y su simbolismo

Muy cierto es que los israelitas pasaron largos años sirviendo como esclavos en Egipto. A pesar de los malos tratos y la poca fe que se le demostraba al Señor, se sentían cómodos. Es por ello, que Tara representa ese intento de liberación del ser humano en su paso a rumbos desconocidos. Muchas personas dudan en darle un cambio radical a su vida que los encamine hacia la salvación.

Así como los israelitas no se sentían listos para dejarse de su papel de esclavos, hay hombres que no desean ser libres en la tierra. De la misma forma en la que ellos se atrevieron a salir y dejar sus tesoros, debemos hacerlo si no nos sentimos bien en donde estamos.

Tara representa ese lugar en el que los israelitas acamparon una vez que se decidieron a desprenderse de sus posesiones materiales. Puesto que, lo que Dios les ofrecía era mucho mejor. De tal modo, el pueblo salió de Ramases a diversos albergues temporales en los que no les faltó nada.

Es cierto que en ocasiones se sintieron cansados, perdidos y desconfiaron de la palabra de Dios. Lo importante, es que sabían que existía una tierra prometida. En la cual, serían libres del rey y de los capataces de Egipto. Por eso, abandonaron los placeres terrenales y los pecados para entrar a Canaán y hacer todo conforme a los estatutos del Creador.

Subir