Sobriedad significado bíblico

sobriedad copa manos

Definición. El significado bíblico de sobriedad proviene del latín 'sobriĕtas' que es la condición de estar sobrio. Se refiere a un individuo que se encuentra intoxicado con sustancias como el alcohol u otras drogas. También se usa para describir algo que no tiene adornos excesivos, que es de carácter moderado y sereno.

Se le puede considerar un estado de mesura, pertinente a una persona que no está ebria o narcotizada. Lo contrario a la sobriedad sería la dependencia, el vicio, el estar sometido a adicciones. Los excesos de narcóticos llevan a ciclos de consumo que aumentan de forma gradual, pues el cuerpo va creando resistencia hacia ellos.

En un sentido más amplio, el término se emplea también para denotar la falta de accesorios u ornamentos sobre figuras básicas. En la religión se ve representada como una virtud de alto valor humano, es importante porque su concepto hace oposición a la codicia. Esto permite llevar una vida sin excesos, contando solo con lo necesario, así se carece de ambición por las cosas superfluas.

¿Qué dice la Biblia de la sobriedad?

Las sagradas escrituras afirman que la sobriedad es un don que trae gracia y bendiciones, es el camino correcto para ocuparse de lo importante. Este comportamiento honra la voluntad de nuestro Señor Dios, quien manda a no derrochar de manera indebida. Además, esta cualidad se representa como adversaria principal de los pecados por egoísmo, envidia, avaricia y todo aquello que tiene por propósito el placer propio.

En la actualidad, el mundo se ha llenado de tentaciones que incitan al consumismo total, sin proporciones lógicas, estas tendencias son irracionales. Para no caer en el despilfarro, la Biblia sugiere autocontrol, un recto dominio del pensamiento y las emociones, apostar por el minimalismo. También invita a ser sobrios de conducta, el comportarse con prudencia y temple para respetar los límites ajenos, siendo sensatos y honestos.

Tener buenos hábitos y estar atentos a lo que ocurre en el alrededor son capacidades que se inhiben con sustancias como el alcohol. Por tanto, una persona que se encuentra en embriaguez no está apta para estar vigilante o actuar de una manera congruente. De allí el origen de las metáforas plasmadas en las parábolas de los textos sagrados sobre la importancia de mantener el juicio en toda circunstancia.

Subir