Sibia significado bíblico

sibia

Definición. El significado bíblico de Sibia, es mujer de Beerseba, esposa del rey Ocozías y madre de Joás. Su hijo fue uno de los personajes que más aparece dentro de las sagradas escrituras y se caracterizó por gobernar durante cuarenta años en Jerusalén.

Asimismo, Sibia fue parte de la descendencia directa de Benjamín, hombre que sirvió a la palabra de Dios y siguió su fe. Sus hermanos fueron Jobab, Mesa y Malcam.

Sibia y Joás

Como bien se aprecia, Joás fue el hijo de Sibia que se convirtió en el octavo rey de Judá. Su periodo de mandato fue bastante extenso. Se sabe que fue el único niño que sobrevivió a la masacre de Atalía. Quien en vida se correspondió como su abuela paterna y que buscó destruir a todos los que podrían usurpar su trono.

Gracias a su tía Josaba, quien era la cuñada de Sibia, Joás se mantuvo con vida. Puesto que, ella decidió esconderlo de Atalía en uno de los rincones de la casa en la cual vivía con su esposo que trabajaba como sumo sacerdote. Así pues, el niño se escondió allí durante un periodo de seis años, pero al séptimo salió en libertad.

Sobre todo, porque Joida preparó un plan en donde erradicarían a Atalía de su trono para que así, retornara la paz. Por lo tanto, se le expulsó, se le convirtió en prisionera y luego, se le ejecutó. De esta forma, el hijo de Sibia comenzó su reinado, que perduró durante cuarenta años consecutivos.

Sibia y su ejemplo de vida

Una vez que Joás empezó su periodo de reinado, se llevó consigo las enseñanzas que le proporcionó su madre. Es por ello, que destruyó el culto a Baal que se implementó bajo la ordenanza de Atalía. Así como, todo lo que se relacionó con la brujería y la hechicería que tanto desagradaban al Señor.

Joás también recaudó dinero con el propósito de comenzar a restaurar el templo que se destinaría a la adoración a Dios. Puesto que, en el reinado anterior lo destruyeron por completo. Además, consiguió que se elaboraran elementos de oro y plata que sirvieron en las ceremonias del culto al Padre Celestial.

Asimismo, el hijo de Sibia se encargó de ordenar la muerte de los falsos profetas y de quienes se desviaban del camino de Dios al adorar a otros ídolos. Demostrando la fe y la confianza que tenía hacia la palabra y los estatutos del Señor.

Subir