Ramot significado bíblico

ramot

Definición. El significado bíblico de Ramot es un lugar encumbrado. Este término se utiliza al identificar unas ciudades del pueblo de Israel. Uno de estos sitios, era una zona estratégica para los que habían cometido un asesinato accidental. El otro formaban parte de una herencia a una tribu especial.

¿Por qué Ramot se encontraba en una zona de escape?

Cuando Jehová dispuso la distribución de la tierra prometida, previó todas las situaciones complicadas que se podían presentar. Por eso, estableció seis poblaciones de refugio que estaban al acceso de cualquier israelita, entre ellas se cuenta Ramot de Galaad.

Las ciudades se ubicaban en los caminos principales, los cuales tenían que estar señalizados y mantenerlos en buen estado para que no tuvieran algún obstáculo. En ellas, vivía un sumo sacerdote, que se encargara de su funcionamiento. Cuando un hombre por accidente mataba a su hermano, este tenía que salir corriendo con dirección a hacia esa zona.

Al llegar debía que contarle al sumo sacerdote de lo que había pasado. Los familiares de la víctima tenían el derecho de quitarle la vida al agresor. Sin embargo, si se encontraba en la ciudad de refugio como Ramot, no se le podía hacer nada. Los encargados de la población, juzgaban las acciones y si encontraban malas intenciones escondidas, le darían al asesino a los dolientes.

En cambio, si se verificaba que el hombre era inocente, ellos le permitirían vivir en el sitio. Así su vida le era perdonada. Sin embargo, la condición era que debían dejar su hogar y familia. No podían salir de los límites de la ciudad. Con esto, se le enseñaba que la sangre derramada era sagrada. Solo después que el sumo sacerdote muriera podía tener la libertad.

¿Había una ciudad en Isacar llamada Ramot?

Sí. Como la tribu de Leví no se le dio una tierra, al igual que el resto de los clanes, porque su herencia era el servicio a Jehová. Por eso, Dios dispuso que cada casa paterna tenía que ceder una parte de su territorio para las familias levitas. Así que, entre los habitantes de Isacar se apartó el área de Ramot.

Esta también era conocida como Rémet y Jarmut. En ella los levitas podían tener sus hogares y criar a sus hijos. Además, cuando ya dejaban su servicio en el templo, se dedicaban a sembrar y cuidar sus animales. A esta ciudad, David envió una parte del botín que obtuvo al saquear a los amalequitas.

Subir