Pezuña significado bíblico

pezuna

Definición. El significado bíblico de pezuña, es una curvatura que se encuentra en los dedos de diversos animales y que se conforma de pura queratina.

Su trabajo consiste en brindar protección ante ciertos agentes externos como la tierra y las bacterias que se encuentran en el piso.

El término pezuña, también aparece dentro algunos estatutos de la ley mosaica, en donde, se nos indica que solo serán limpios aquellos mamíferos que las tenían hendidas. Sin embargo, esta parte del cuerpo contaba con una función muy importante para el ganado.

Los alimentos prohibidos en la Biblia

Desde los tiempos más antiguos, el Señor se encargó de clasificar las cosas que las personas podrían consumir y las que no.

Es por ello, que se dio paso a la creación de una lista que contenía los nombres de diversos animales que se prohibía comer. En la gran mayoría de los casos, se hace hincapié en el hecho de no aprovecharse de la sangre de diferentes especies.

No obstante, sí que era válido alimentarse con su carne. Así pues, en el libro de Levítico vemos una serie de animales que son puros e impuros y se nos mencionan algunos que tenían pezuña hendida.

El cometido de este tipo de restricciones, consistía en que los hijos de Dios se llevaran al cuerpo a través de la boca, solo aquello que preservara su buen estado de salud.

Pues, Jehová no quería que la gente se enfermara a causa de parásitos presentes en la carne de ciertos animales que podrían colocar en riesgo su integridad.

De tal modo, se podía comer lo que la ley de Moisés dictaba y algunos de los alimentos se santificaban en el nombre del Señor.

Rumiantes de pezuña hendida

Cuando se habla de esta clase de animales, se hace referencia a aquellos que se permitía consumir sin llegar a tocar su sangre.

Entre los más resaltantes, estaban la vaca, la oveja y la cabra. Cualquiera de ellos servía para sacar provecho de su carne y cocinarla según las preferencias que tenían los antiguos a la hora de alimentar a sus familias.

A su vez, los animales de pezuña hundida poseían un significado espiritual importante que se nos recalca dentro de la ley de Moisés.

La razón es que, simbolizaban comportamientos dignos que Dios tenía permitidos para su pueblo. Es por ello, que se les podía consagrar en el altar de sacrificio. Tal como ocurría con la oveja por ser dócil y mansa.

Subir