Persecución significo bíblico

persecucion violencia castigo

Definición. El significado bíblico de persecución se refiere a la práctica empleada contra quienes piensa diferente a las autoridades. Consiste en perseguir, acosar y castigar a aquellas personas que estén en contra de quienes ostentan el poder.

Las razones que detonan este acto pueden ser políticas, religiosas o sociales. Pero, que llamen la atención de las autoridades para ordenar la cacería de los involucrados. En la Biblia, veremos diferentes casos de persecución, algunas bastante crueles y sanguinarias.

Incluso, luego de la venida de Jesús al mundo, sus discípulos padecieron de este mal. Ya que las autoridades que se resistían al movimiento cristiano, ordenaba perseguir a sus líderes, al punto de martirizarlos.

Persecuciones más remotas

Desde el antiguo testamento vemos las terribles persecuciones que padecía la gente, por parte de sus autoridades. Una de las más emblemáticas fue la sufrida por el pueblo de Israel, la familia de Moisés y el asesinato de niños.

Su persecución continuó cuando se rebeló contra el faraón para liberar al pueblo de Dios. En el nuevo testamento, nos encontramos con la persecución que vivió Jesús de Nazaret desde su nacimiento. Pues, el monarca ordenó asesinar a todos los recién nacidos de esa época, debido a la llegada de un nuevo rey al mundo.

Esto provoco que María y José huyeran con el bebé a tierras lejanas. Los profetas también sufrían estas persecuciones por los mensajes que le comunicaban a la población. Acá podemos encontrar el caso de Juan el Bautista, quien anunciaba la llegada del Mesías.

Su manera de pensar no gustaba a quienes vivían en pecado, en especial a los habitantes del palacio. Por ese motivo, aprovechaban cualquier excusa para encarcelarlo, hasta que su decapitación por una orden imperial.

Persecución a los seguidores de Jesús

Los cristianos desde el inicio han sido víctimas de esta práctica, en especial, durante los tres primeros siglos del movimiento. Pues, las autoridades se resistieron al mensaje que Cristo dejó en su paso por la tierra. En razón, que no convalidaba sus conductas pecaminosas.

La gravedad del asunto, recae en que al arrestar a quienes tanto perseguían, estos no contaban con ningún tipo de garantías. Por ello, el azotamiento y la tortura eran parte de los castigos impuestos a los mismos.

Por tal motivo, vemos el aumento de mártires de la iglesia, ya que su misión era llevar y defender el mensaje de Cristo. Pero, eso siempre ha sido visto como un desafío por quienes ostentan el poder y arremete contra quien piense diferente a ellos.

Subir