Arrebatamiento parcial significado bíblico

arrebatamiento parcial

Definición. El significado bíblico de arrebatamiento parcial, es una postura que defienden los creyentes y que tiene que ver con el juicio final en el que Dios descenderá de los cielos. Pues, ellos afirman que algunos seres fervorosos recibirán el favor de salir de la tierra antes de que se lleve a cabo la gran tribulación.

Así pues, la propuesta del arrebatamiento parcial expone que los hombres y mujeres, tibios de fe y corazón, tendrán que sufrir antes de subir al reino celestial. Sin embargo, existen estudiosos de la Biblia que afirman que esta promesa es igual de válida para todos.

El arrebatamiento parcial y la venida de Cristo

No es un secreto, que las doctrinas vienen y van, algunas de ellas obedecen a las fuerzas del maligno, quien con su astucia desea ganar más adeptos a su causa.

Asimismo, se habla con frecuencia respecto a la vuelta de Jesús a la tierra al ejercer el juicio final. Ya que, muchos creyentes tienen esperanza bienaventurada en las promesas de Dios.

En cuanto al arrebatamiento parcial, se ve que una parte de la iglesia se arrancará en la venida de Cristo y el resto se quedará en tierra enfrentando la gran tribulación.

Sin embargo, es probable que el sentido de tales palabras se perturbara con el fin de poner la fe de la gente en tela de juicio.

Pues, en la sagrada Biblia se dice que la doctrina del arrebatamiento parcial no es escritural y que resulta ser muy perniciosa hacia quienes la escuchan. De hecho, en tales textos Dios jamás manifestó que esto acontecería del modo en el que muchos lo pintan.

La verdad del arrebatamiento parcial

A partir de las escrituras, apreciamos que la palabra de Jehová es clara y nos habla de aquellos a los que Cristo va a buscar.

Es por eso, que en Juan 14:3, podemos ver lo siguiente 'Vendré de nuevo a la tierra, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo me encuentre, vosotros también estéis.'

De tal modo, notamos que el Señor no tiene ninguna clase de distinción hacia quienes le siguen y creen en sus palabras de vida. Aquí no hay nada que ver la condición del alma o los conocimientos de santidad que las personas posean.

Basta con que piensen que Cristo es el único salvador y que tengan fe para que de tal modo, puedan alcanzar la tierra prometida y estar al lado de sus seres más apreciados.

Subir