Olla significado bíblico

olla

Definición. El significado bíblico de olla, es un recipiente de barro cocido o metal, de boca ancha, que dispone de una o dos asas. En la antigüedad, se le utilizaba para cocinar, hervir, calentar, alimentos y todo tipo de líquidos. Tal elemento, se empleaba bastante en los hogares del antiguo testamento.

Un buen ejemplo de ello, lo podemos encontrar en dos de reyes 4:38, 'Eliseo volvió a Guilgal. Había gran escasez de alimento en la región y, cuando los hermanos profetas vinieron a sentarse junto a Eliseo, dijo a su muchacho: toma la olla grande y prepara un caldo para los profetas.'

La olla de la muerte

Cuando hablamos de esta olla, queremos resaltar el milagro que hizo Eliseo, en su regreso a Guilgal después de resucitar a un niño. En el que, envía a preparar un caldo para los profetas, y uno de ellos fue a recoger verduras en el campo. Sin embargo, él toma frutas venenosas hasta llenar su capa, y al volver, las pica y coloca en la olla. Al servirles a las personas, ellos gritaron que se trataba de veneno y no comieron más.

No obstante, en dos de reyes 4: 41, dice lo siguiente 'Eliseo comentó tráiganme harina y la echó a la olla. Luego dijo Sirve a esa gente y que coman. Ya no había nada malo allí.' Se puede entender por ser una historia sobre una sopa de mal sabor y que él mejoró añadiendo uno nuevo. Sin embargo, esto consiste en el milagro para que la gente no muriera de hambre.

Parábola de la olla hirviente

Esta narración de la olla hirviente, no es más que el símbolo de las observaciones y dimensiones  de la desgracia y día que Nabucodonosor atentó contra Jerusalén. En Ezequiel Dios le indica a él 24:3 estas palabras, 'Háblales a este pueblo de rebeldes, en figuras y diles: Así me ordenó Jehová tomar una olla y colocarle agua.' Acto seguido, le pidió que se pusieran trozos de carne, pierna, costillas y las mejores presas; y que así hirvieran y se cocinaran hasta los huesos.

Con respecto a esta historia, nos muestra que aun cuando el pueblo de Jerusalén creía estar sano y salvo dentro de la olla, este sería el lugar de su destrucción. Puesto que, era el castigo por tantos pecados que no podían limpiarse. No olvidemos que Dios desea purificarnos por medio de dificultades,  para que la iniquidad se queme y a la vez, crezca nuestra fe.

Subir