Naará significado bíblico

naara

Definición. El significado bíblico de Naará cuando se refiere al nombre de una persona es muchacha o moza. Con eso, hace referencia a la juventud y la lozanía de una mujer. En cambio, cuando se menciona de la ciudad, se define como sacudirse. Aunque no hay una razón conocida, se cree que se está indicando a las aguas del lugar.

Vídeo sobre el significado bíblico de Naará

https://www.youtube.com/watch?v=iDpv40vxX5I

¿Quién fue Naará?

Ella fue la joven esposa de Asjur. Este hombre era bisnieto de Judá e hijo póstumo de Tamar, quien fue la nuera de él. Esta mujer había quedado viuda, porque su esposo era tan malo que Jehová le dio muerte. El segundo hijo de su suegro, no quiso realizar el matrimonio de cuñados. Por eso, también murió sin darle una descendencia.

Como Judá no se apresuraba en proveerle otro hombre quien casarse, ella se hizo pasar por prostituta. Así que, cuando él estaba borracho, tuvieron relaciones y quedó embarazada. Aunque en un principio su suegro quería lapidarla, cuando se enteró de que en realidad él era padre, la perdonó. Además, reconoció que ella fue más justa. Por medio de Tamar vino el linaje mesiánico.

Asjur se le menciona como el padre de Teqoa. Aunque este nombre no aparece entre los siete hijos que tuvo con Naará y Helá. Esto hace pensar que, tal vez, él fue el fundador de una ciudad del territorio de Judá. Este sitio se reforzó y fortificó por el rey Rehoboam, como una línea de defensa de su gobierno.

¿A quién pertenecía la ciudad de Naará?

Esta era una población de la tribu de Efraín, ellos fueron los descendientes de José, el hijo de Jacob. Josué le asignó un territorio extenso para que sus familias pudieran expandirse y vivir de la tierra. Sin embargo, ellos debían expulsar a los cananeos que poseían antes ese lugar.

Ahora bien, la tribu desacató las órdenes y decidieron convivir con estos paganos. Como el espacio quedó corto, los efraimitas le solicitaron al caudillo que les aumentara la herencia porque eran una familia numerosa. Josué aceptó la petición y les dejo que despejaran un bosque para que se ubicaran allí.

Ellos no estuvieron de acuerdo, porque los cananeos eran muchos y tenían carros de guerra. Así que se les indicó, que solo podrían aumentar su territorio si seguían las instrucciones. Además, no debían temer por el poder de los paganos, porque ellos contaban con la protección de Dios.

Subir