Miniamín significado bíblico

miniamin

Definición. El significado bíblico de Miniamín, es nombre que les perteneció a varios hombres cuyos registros aparecen en el viejo testamento.

En cuanto a la traducción del término, quiere decir aquel de la mano derecha. También, se suele confundir este nombre con el de Benjamín o Mijamín, según lo que afirman diversos estudiosos de los textos sagrados.

En primer lugar, tenemos tal vocablo en el siguiente versículo de 2 Crónicas 31:15. 'Y a su servicio estaban Edén, Miniamín, Jesúa, Semaías, Amarías y Secanías, en las ciudades de los sacerdotes. Para dar con fidelidad a sus hermanos sus porciones conforme a sus grupos, así al mayor como al menor'.

En este sentido, tenemos que Miniamín fue un levita que vivió durante los tiempos de Ezequías. Así que, sus funciones, se relacionaban con el templo de adoración a Dios.

Pues, este grupo de personas no poseían tierras o heredades. Ya que, se entregaban más que todo a la alabanza destinada a obtener la gracia procedente del Padre Celestial.

Es por eso, que Miniamín como un levita, se encargara de transportar los elementos sagrados del templo para que la congregación pudiese elevar sus ofrendas.

Pues, por aquellos días el pueblo de Israel se encontraba en su transitar por el desierto y no deseaban alejarse de la presencia de Dios.

Miniamín y los sacerdotes

Por otra parte, la Biblia nos indica que Miniamín fue uno de los líderes de una casa paterna de sacerdotes. Los que, vivieron en la misma época de Nehemías. Se le menciona en conjunto con Eliacim, Maaseías, Micaías, Zacarías y Hananías.

Asimismo, se presentaron otros sacerdotes y levitas que volvieron a Jerusalén al lado de Zorobabel. Es por ello, que fue necesario distribuirles según los jefes de familias. De hecho, a algunos de ellos se les inscribió durante diversos reinados.

Además, se tomó registro también de los jefes de familias de los descendientes del grupo de los levitas. Pues, su función era honrar a Dios.

Tal y como lo indicó David, para que todos los hermanos le rindieran alabanzas a través del templo y de los altares de sacrificio y conmemoración.

Por otra parte, al mismo tiempo en el que Miniamín llevó a cabo a su labor, se designaron otros hombres que tenían la función de vigilantes. Ya que, su misión era estar atentos ante las puertas de la entrada y servir por la época en la que vivió Jesúa y Nehemías.

Subir