Meselemías significado bíblico

meselemias

Definición. El significado bíblico de Meselemías, es un levita a quien todos reconocían por ser padre de un hombre llamado Zacarías. El cual, cumplió un rol importante como portero principal del tabernáculo de la casa del Señor.

Además de ello, Meselemías fue el progenitor de seis hermanos más que se nos mencionan en el primer libro de las Crónicas.

Se dice que todo ese grupo fue valiente y siguió de forma activa los estatutos y la voluntad del Creador. No obstante, existen otros fragmentos en los que se alega que en total tuvo dieciocho hombres capacitados que formó.

En cuanto al origen del término de su nombre, tenemos que su provenir es del hebreo Meshelemyâh que en español quiere decir Jehová es el único que recompensa o Dios hace las paces. Sin embargo, algunas personas suelen confundirle con Selemías.

Meselemías cabeza de familia de los levitas coreítas

Por su lado, otra de las cosas por las que sobresalió Meselemías en la Biblia, es por formar parte relevante de la división de los coreítas. Todos ellos, se caracterizaban por ser porteros del templo y del tabernáculo de reunión del Señor.

Por esta razón, a Meselemías se le designaba el término de cabeza ancestral de tal división. De hecho, se figura que capacitó a más de dieciocho hombres con la finalidad de que se desempeñaran en los oficios sagrados.

Estos tenían que ver con convertirse en porteros del santuario en la época en la que vivió David y le confirió mayor relevancia a las ceremonias y alabanzas que se elevarían hacia el Señor.

En cuanto al hijo de Meselemías, es cierto que le cayó la suerte para convertirse en un consejero y principal en la entrada de la tienda de reunión.

Meselemías y el grupo de los levitas

Al hablar de los levitas, nos referimos a un grupo al que no se le dio heredad ni tierras, porque su función fue una de las más sagradas para Jehová.

Pues, él les designó la labor de que se encargaran del templo de Jerusalén por su travesía por el desierto.

En este sentido, Meselemías se encontró entre ellos y si bien otros tenían que velar por la adoración, alabanza y traslado de los artículos sagrados, su función fue distinta.

Ya que, su objetivo principal siempre consistió en vigilar la entrada del tabernáculo con la finalidad de que no entraran intrusos o enemigos que se llevaran lo que allí había.

Subir