More significado bíblico

more

Definición. El significado bíblico de more, es bosquecito o encino que se localizaba por las cercanías de Siquem, un lugar que aparece en el libro del Génesis. De hecho, Abraham fue uno de los personajes que pasó por allí y que plantó los reales que tenía cuando llegó a Canaán.

Asimismo, en more se edificaron altares que se destinaban de manera exclusiva para el culto a Dios. Pues, esta se caracterizaba por ser una tierra bendita, fruto de las buenas obras y de la adoración que los pobladores le brindaban al Altísimo.

Por su parte, existe un relato en more que nos indica que Jacob enterró a los ídolos paganos a los que adoraba su descendencia. Los que, provenían de Harán y se consideraban una aberración hacia los ojos del Señor. Ya que, se trataba de dioses ajenos que le ofendían.

More y la coronación de Abimelec

En more, se nos muestra una de las historias más reflexivas que aparecen en los escritos sagrados. Luego de la victoria de Gedeón, el líder de las tribus de Israel, los habitantes del pueblo querían coronarle. Sin embargo, él les dijo que no estaba dispuesto, pues el único ser que tenía la potestad para reinar sobre ellos era Dios.

Tiempo después de su muerte, uno de sus hijos, llamado Abimelec, se rebeló contra los estatutos del Padre, porque anhelaba alcanzar el poder y la gloria. Razón por la cual, se encargó de contratar a unos maleantes con el fin de que le dieran muerte a sus hermanos, a los que, consideraba como competencia.

De esta forma, se le coronó a Abimelec en more, siendo ahora el nuevo rey de Siquem. Pese a ello, el único sobreviviente de la masacre fue su hermanastro más joven, Jotán. Quien, sí seguía las leyes del Señor y declaró a voces al pueblo una parábola de enseñanza.

More y la piedra de conmemoración

Por su parte, Josué levantó una piedra en more que representaba la renovación del pacto del Señor. Todo esto, ocurrió después de que la nación cruzara el río del Jordán y según los mandamientos que Dios les señaló.

Así pues, Jehová habló a los hombres y les dijo que cada uno lideraría una de las doce tribus de Israel. Y las piedras, se les designarían como un símbolo. El cual, les recordaría a las venideras generaciones el pacto sagrado y las hazañas que el pueblo logró de la mano del Eterno.

Subir