Maquir significado bíblico

maquir

Definición. El significado bíblico de Maquir es alguien a quien se le vendió. Uno de ellos formaba parte de los descendientes directo de José, hijo de Jacob. El otro, era contemporáneo del rey David. Ambos hombres cumplieron un papel importante en el propósito de Dios para con su pueblo.

¿Qué relación tenían Zelofehad y Maquir?

José, uno de los descendientes del patriarca Jacob, fue uno de las personas más influyentes en Egipto. Por eso, el faraón le dio por esposa a Asenat, la hija de un sacerdote de On. Con ella, procreó dos niños; el mayor lo llamó Manasés y al otro Efraín.

Manases llegó a ser el padre de Maquir, por medio de su concubina siria. Este nació mientras su abuelo seguía con vida, incluso se menciona en las santas escrituras que su madre dio a luz en las rodillas de José. Aunque de la tribu de Manasés, se predijo que sería menor que la de su hermano, igual logró imponerse a sus enemigos.

Cuando la tierra prometida fue repartida a todas las tribus; Manasés y Efraín se les contó entre las familias principales. Así que, el primero fundó a los makiritas y se le conoció como el padre de Galaad. Esto se debe a que sus descendientes tomaron esa región, expulsaron a los amorreos y recibieron esa porción como herencia.

Zelofehad, pertenecía a la tribu de Manasés por medio de Maquir. Este hombre, aunque procreó varios hijos, ninguno fue un varón. Por las leyes de la nación, a las mujeres no les tocaba recibir los bienes de su padre. Por lo que ellas, le solicitaron a Moisés que se hiciera una excepción en su caso. Jehová estuvo dispuesto a flexibilizar sus normas y dejarles su herencia.

¿Por qué se le considera a Maquir un hombre noble y hospitalario?

En la época en la que David asumió la dirección del reino de Israel, tuvo conocimiento de que un descendiente de Jonatán estaba vivo. Por eso, mandó a preguntar todo lo concerniente sobre él. Sus sirvientes le indicaron que residía en la casa de Maquir, el hijo de Amiel. Este se había hecho cargo de Mefibóset, hasta que el rey lo mandó a llamar.

Con el tiempo, Absalón se rebeló contra su padre y comenzó a perseguirlo para quitarle el trono. Otra vez David tuvo que huir por su vida. Maquir, una vez más, mostró su solidaridad con el ungido de Jehová. Le proveyó de comida y otros artículos para el monarca y sus hombres.

Subir