Mará significado bíblico

mara

Definición. El significado bíblico de Mará alude a Amargura. También fue el nombre de uno de los campamentos de la nación de Israel. Se llamó así por el sabor del agua de ese lugar. De igual modo, se empleó el término para designar una situación dificultosa.

Registro bíblico sobre la expresión Mará

La primera mención que se hace de la palabra, es cuando la nación de Israel, es liberada de la esclavitud en Egipto. Luego de vagar por el desierto, llegan a un campamento en la Península de Sinaí. Pero el agua no tiene buen sabor, por lo que no pudieron tomarla.

Ante esta situación, se nombró ese sitio como Mará. Los israelitas, en esa circunstancia, demostraron falta de fe en su Dios, Jehová. Él podía proveerles lo necesario y calmar su sed. Y así lo efectúo. La Biblia narra lo que el todopoderoso hizo mediante Moisés. Le pide a este que arroje un árbol sobre el agua. Acto seguido, la misma, cambia su sabor a dulce.

No se especifica qué tipo de árbol, se usó para realizar tal obra. Porque todo fue por un milagro de parte del creador. Esto se evidencia, por el hecho de que Jehová podía indicado a Moisés una mata específica. Pero la limpieza del agua, fue un acto milagroso. El lugar también se ha relacionado con Ein Hawwara, ubicado a unos 80 kilómetros del mar Rojo.

Significación del suceso en Mará

Lo ocurrido en esa zona, permitió poner a prueba la fe de los habitantes israelitas en el Altísimo. Este los había librado de la esclavitud de Egipto, y habían presenciado los poderes de Jehová. El que el agua no estuviera apta para el consumo, les acarrearía enfermedades. La manera como se endulzó, puso de manifiesto, la capacidad de Dios de proteger y cuidar al pueblo.

Desde allí les hizo saber un estatuto importante. Les dijo que si le obedecían, evitarían muchos sufrimientos, así como aflicción por enfermedades. Tal como lo hizo en el caso de los Egipcios. Ellos sufrieron a consecuencia de las plagas y dolencias que Jehová les mandó. Mientras que la población de Israel, se estuvo a salvo.

Por otro lado, el apelativo Mará, también se cita en un pasaje de las escrituras para connotar el sufrimiento que padece alguien. Como el caso de Nohemí, había enviudado y perdido también a sus hijos, en la muerte. Pide que no la llamen por su nombre, sino Mará. Aquel dolor la había amargado.

Subir