Aniam significado bíblico

aniam

Definición. El significado bíblico de Aniam, es personaje que perteneció al linaje de Manasés y que fue hijo de Semida. Aunque sus registros son escasos, aparecen en el primer libro de las crónicas y desde allí, se nos relata que también fue hermano de Ahián, Siquem y Likhi.

Ahora bien, este término viene de la raíz hebrea Anîâm que se traduce como lamento del pueblo o el pesar de la gente.

Aniam y la descendencia de Manasés

Sabemos que el nombre Manasés figura varias veces dentro de las sagradas escrituras. En un inicio, se nos dice que fue el hijo mayor de José y que nació en Egipto. A su vez, Jacob le recibió tanto a él, como a su hermano Efraín, bendiciéndoles y tratándoles por sus propios parientes.

Por otra parte, se nos menciona a Manasés por ser el rey de Judá, quien fue hijo de Ezequías y que comenzó a reinar cuando tan solo tenía doce años de edad.

Sin embargo, se le caracterizó por una mala reputación al considerarse como un idólatra fanático de deidades paganas. Es por ello, que tales actos no fueron nada gratos ante los ojos del Creador.

Teniendo todos estos aspectos en consideración, cuando se habla de Aniam y los de Manasés, se hace referencia a los descendientes del hijo mayor de José. Sus registros aparecen en el libro del Génesis y allí se nos muestra que fue su primogénito. De hecho, su padre le colocó ese nombre porque enaltecía la virtud de Dios al librarle de todo su trabajo.

Semida y Aniam

Por otro lado, se sabe que Aniam tuvo una relación estrecha con un hombre llamado Semida, quien fue su progenitor.

Este personaje perteneció a la línea genealógica de Manasés, siendo su padre Galaad. Asimismo, fue cabeza de familia de los semidaítas, quienes siguieron siempre las ordenanzas y estatutos del Señor, transmitiendo sus valores a las venideras generaciones.

A su vez, Aniam el hijo de Semida formó parte de la tribu que llevaba el nombre de Manasés. Allí se listaron más de treinta y dos mil hombres que se enlistaron para asistir a la guerra y que contaban con más de veinte años. Pese a ello, el monto aumentó un poco más tarde.

Sobre todo, porque se tomó nota de las familias en las que se dio a conocer la cifra de cincuenta y dos mil setecientos hombres. Además, estas personas se asentaron en diversos territorios antes de que los israelitas atravesaran el camino del Jordán hacia la región de Canaán.

Subir