Malco significado bíblico

malco

Definición. El significado bíblico de Malco, es uno de los siervos de Caifás que figura dentro del libro de Mateo. Si bien su papel como servidor público fue importante, existe un suceso que marcó su vida y por el que se le reconoce en gran medida.

Puesto que, Malco fue ese hombre a quien en los tiempos de Jesucristo le cortaron la oreja derecha de manera violenta. Esto ocurrió de la mano de Pedro en la localidad de Getsemani.

Así se refleja en el siguiente versículo de Mateo 26:51. 'Pero uno de los que estaban con Jesús, extendiendo la mano, sacó su espada, e hiriendo a un siervo del sumo sacerdote, le quitó la oreja'.

La curación de Malco

Cuando nos referimos a este varón de la Biblia, tenemos que acotar que solo se le llama muy pocas veces. De hecho, Juan es uno de los que escriben y pronuncia su nombre, porque su familia le conocía.

Mientras que, Lucas solo se enfoca en el relato que tiene que ver con la curación de su oreja.

Ahora bien, por aquellos tiempos, cuando apareció Malco en la vida de Cristo, este no perdió la oportunidad para hacer el bien. Todo esto, demostrando que era el verdadero hijo de Dios a través del milagro que realizó en aquella oportunidad.

Es por eso, que en Lucas 22:51, se nos recalca lo siguiente. 'Dejad hasta aquí, parece significar hazme libre un momento por objeto'.

En este sentido, podemos ver que Jesús quiso actuar del mejor modo posible. Así pues, tocó la oreja de Malco y esta sanó de inmediato.

Después de tales acontecimientos, dijo Yo soy y quienes se encontraban a su lado y no le creían, retrocedieron un paso atrás.

De tal modo, sus enemigos cayeron a tierra y se hizo presente la ceguedad y la obstinación de los pecadores que no pensaban en su palabra de vida.

Enseñanzas de Malco

A lo largo de la historia bíblica, se nos manifiesta que Malco se crio con el sumo sacerdote que tuvo que sufrir el dolor acaecido por la pérdida de su oreja derecha.

Puesto que, Pedro desenvainó su espada y ejerció su fuerza contra él. El motivo de ello, es que tal vez buscaba proteger a Jesús.

Sin embargo, el Señor decidió que lo mejor sería curarle y perdonarle por sus pecados. Tales hechos nos enseñan que no debemos juzgar a las demás personas ni herirles sin motivo aparente.

Ya que, Pedro fue uno de los que más adelante, negó a Cristo tres veces en su peregrinar hacia el calvario.

Subir