Mahanaim significado bíblico

mahanaim

Definición. El significado bíblico de Mahanaim, alude a dos campamentos o acampada de Dios. Designado así por Jacob, un siervo de Jehová, quien se encontró con ángeles. De allí que le diera ese nombre aquel lugar.

Descripción de Mahanaim

Eruditos señalan que el apelativo de la zona obedece a la experiencia con los ángeles que tuvo Jacob. Es muy probable que esos seres espirituales representaran a Dios. Luego de ese suceso, se construyó una ciudad en esa zona. Y para el siglo XV a.E.C., se le entró como herencia a la tribu de los gaditas y después pasó a ser de los levitas meraritas.

Otro siervo de Dios, David, gobernó sobre esa ciudad. Debido a que su autoridad abarcaba desde Hebrón, Mahanaim. Se conoció como la capital del reino de Is-bóset. Él era un opositor tanto del rey Saúl y de su sucesor. Dicho territorio se encontraba bien fortificado, por lo que su posición geográfica, estratégica.

No se tiene referencia específica sobre la localización de Mahanaim. Se cree que estaba al este del río Jordán y al norte de Jaboq. Investigadores alegan que se trata de la misma Khirbet Mahneh que está a 19 kilómetros de Jaboq.

Mientras que otros especialistas del tema, la relacionan Tell edh-Dhahab el Gharbi. Ubicada a la orilla del norte de Jaboq. Pero no hay evidencias para confirmar dichas teorías.

¿Qué sucesos ocurrieron en Mahanaim?

Por orden de Jehová, formó parte de las tierras que se entregaron como herencia a las tribus de Israel, lo que muestra que era un buen terreno. Las escrituras también dicen sobre esta región que pese a ser el centro de gobierno de Is-bóset, allí murió. Los hijuelos de Rimón lo asesinaron clavándole un cuchillo en el abdomen.

En la época de David, este huyó de su hijo Absalón, hacia aquel territorio. Al llegar ahí, fue recibió con amabilidad y hospitalidad por parte de los habitantes. Estos le proveyeron lo necesario para su comodidad y subsistencia. Barzilai le dio víveres y otros, le dieron camas, vasijas, cereal, en fin, lo que necesitaba.

Permaneció en esa ciudad, mientras sus hombres derrocaron los intentos de Absalón de arrebatar el trono a su padre. Y para el periodo de Salomón, la zona quedó bajo el dominio de Ahinadab. En el libro del Cantar de los Cantares, hay un verso dirigido a la Sulamita donde se alude a la ciudad de Mahanaim. Se dice que esta mujer es como la danza de los Mahanaim.

Subir