Magog significado bíblico

magog

Definición. El significado bíblico de Magog, puede variar según su contexto:

  • Se habla de Magog, para referirse a un nieto de Noé. Hijo de Jafet. Tomando en cuenta que representa uno de los primeros habitantes de la tierra, luego del diluvio. Siendo una de las raíces principales de la descendencia del planeta.
  • Por otro lado, este nombre se menciona entre las profecías de Ezequiel. Como una región geográfica, se cree que su ubicación estuvo, entre el Noroeste del continente europeo y Asia. Habitada por seres insurgentes y de gran poder militar, que ataca al pueblo de Jehová. Luego de que este rescatara su adoración pura.

Sin embargo, son solo hipótesis, ya que hasta ahora no se ha comprobado si esto es así. Porque la historia seglar, revela que existieron grupos rebeldes y temerarios, llamados escitas. Todos con origen similar y englobados en un mismo ámbito de vida aventurera. Pero no se encuentran registros puntuales de que este grupo atacara a Israel.

Magog desde un punto simbólico

Recordemos que la biblia, emplea tanto un lenguaje literal como simbólico. Usado para la descripción de profecías, con referencias de lugares, personas u objetos conocidos. Revelando a través de ellas verdades profundas, que tienen relación con el propósito divino. De este modo, se estudian todos los hechos para determinar su significado.

Así que, en el caso de Magog, se aplica a una serie de sucesos futuros. Que ocurrirán durante lo que la biblia llama los ‘últimos días’. Por lo tanto, este término se utiliza para darle nombre a la situación deplorable de la tierra, contra los siervos de Jehová. Una sociedad perversa, manejada por Satanás para destruirlos, que no lograrán su objetivo.

Magog durante la prueba final

Se vuelve a mencionar Magog, pero ligada a otro nombre: 'Gog', y esta vez en el libro de Revelación. Haciendo referencia 'Gog y Magog', al grupo de personas que se enfrentan al pueblo de Dios. Y esto sucederá, según lo plasmado en la biblia, luego del reinado milenario de Cristo. Cuando Satanás y sus demonios sean liberados del abismo.

Estas personas manejadas por el Diablo, serán opositores de las normas de Jesucristo. Y se opondrán a él y su reino de manera directa, desencadenando la ira de Jehová. A estos  los eliminaran, junto con Satanás y sus demonios, para la liberación final. Todo según la promesa que hace Jehová en su palabra, la cual nunca falla.

Subir