Magos significado bíblico

magos astrologos reyes

Definición. El significado bíblico de magos se refiere a los estudiosos de la astrología, también conocidos como sabios o hechiceros. Vemos en las escrituras, que estos brujos se dedicaban a predecir acontecimientos importantes mediante la posición de las estrellas.

Sabemos, que son el origen de la cultura esotérica y por ello expertos en el arte de la adivinación e ilusionismo. La Biblia, en diferentes pasajes, nos muestra que era común encontrarlos en los reinos, por considerarse una pieza relevante para los reyes y faraones.

Organización religiosa de los magos

Esta práctica se popularizó mucho, pero algunas veces fue hecha con mala intención, engañando a la gente. Pues, veremos en las escrituras, la aparición de aparentes profetas que traían presuntas noticias provenientes de las estrellas.

De esa manera, vemos que hubo muchas víctimas de la charlatanería, Barjesús se considera uno de estos magos falsos. Ya que, este judío se dedicó a embaucar a la gente simulando tener poderes psíquicos y de adivinación.

Los magos representaban el misticismo, las personas los veían como sumos sacerdotes, vestidos con tus turbantes y batas blancas. Observamos en la historia, que  apoyaban en la predicción de cosechas, interpretación de sueños y visiones.

Su adoración se destinaba al agua, fuego, aire y tierra, por ese motivo, cuando morían, su cuerpo no debía tener contacto con estos elementos. Al contrario, su cadáver se entregaba a las fieras y aves de rapiña para que los devoraran.

Los magos de oriente

La aparición de la estrella de Belén, trajo consigo a los sabios que llenaron de regalos a Jesús de Nazaret. Estos siguieron el cuerpo celeste que les indicó el lugar del nacimiento de un rey.

A raíz de ello, los estudiosos de las constelaciones, viajaron desde oriente al encuentro con Jesús. La buena noticia llegó a oídos del rey, quien ordenó matar a todos los niños recién nacidos. Además, engañó a los astrólogos de oriente para que le informaran sobre el paradero del bebé.

Los Reyes Magos llenaron a Jesús de regalos, nos dicen las escrituras que le obsequiaron incienso, mirra y oro. Siendo de gran significado para el niño y sus padres este presente de los astrólogos. La iglesia, años después, revelo que sus nombres eran Melchor, Gaspar y Baltasar.

Incluso, vemos en la Biblia, que un ángel se les presentó a estos para mostrarle las verdaderas intenciones del rey. Fue este anuncio, lo que llevó a los magos a desviar su camino y no regresar al palacio de Herodes, luego de haber visitado al hijo de Dios.

Subir