Mago significado bíblico

magos de oriente

Definición. El significado bíblico de mago se utiliza para hacer referencia a un conjunto de personas religiosas de origen persa. Los magos se caracterizaban por el estudio de la adivinación, lo cual los hizo reconocidos.

Los magos eran sacerdotes sumamente eruditos que se dedicaban al estudio de la adivinación, astrología e interpretación de los sueños. Se cree que estos sacerdotes provenían del Antiguo Oriente en Arabia del Sur.

Reyes magos

El término mago en la Biblia se suele usar para describir a personas que hacían magia, es decir aquellas personas con conocimientos sobre los elementos. En este sentido, estas personas estudiaban el aire, tierra, agua y especialmente el fuego.

Por lo general eran hombres sabios que se creía que tenían poderes y estaban al servicio de reyes y personas poderosas. Estos hombres decían que eran intermediarios entre los hombres y Dios, así que prestaban sus servicios para la adivinación, lectura de sueños y presagios.

De igual manera en la Biblia se encuentran magos cuando se refieren a los hombres que llegaron desde el Oriente a visitar a Jesús recién nacido. Estos hombres eran sacerdotes sabios que llegaron desde muy lejos para adorar al hijo de Dios.

Estos magos gracias a sus estudios en astrología llegaron a Belén guiándose con las estrellas, gracias a la llamada estrella de Belén. Así pues, una vez llegaron al nacimiento, ofrendaron a Jesús dándole regalos de valía como Oro, incienso y mirra.

En los Evangelios, solo el Evangelio de Mateo habla sobre los magos y no se refiere a ellos como reyes, título que se les da hoy en día. De igual manera, tampoco se especifica el número de magos que llegaron al nacimiento, ni el nombre de los mismos. Tiempo después se estableció que eran tres magos, de nombre Melchor, Gaspar y Baltazar. Además se les agregó etnia, siendo europeo, asiático y de color respectivamente.

Etimología de la palabra mago

Mago proviene del lenguaje persa en donde la palabra original es ma-gu-u-sha y que tiene significado de sacerdote. Luego esta palabra fue adaptada al griego pero en plural, magos y con escritura μάγος. Esta hacía alusión al grupo de sacerdotes de origen babilonio o persa.

Los cuales se dedicaban al estudio de las estrellas con el fin de buscar a Dios y saber más sobre él. En tiempos posteriores, esta palabra fue adaptada al Latín con la traducción de magus y desde allí pasó al español como mago.

Subir