Log significado bíblico

log

Definición. El significado bíblico de log, es medida o unidad que servía para cuantificar líquidos más pequeños que se mencionan entre el pueblo de los hebreos y en la Biblia.

Por su lado, el Talmud, permite aducir que la medición de log era una doceava parte de un hin que se traduce como 0,014 batos. Según los descubrimientos arqueológicos, se cree que este podía valer poco.

Conviene destacar, que el sistema de medida asociado con el log, ya no se emplea más en la actualidad. Puesto que, se reemplazó por otros más modernos. Sin embargo, este término tuvo gran influencia en la época antigua porque servía al cuantificar diversos aspectos de la vida cotidiana. Lo que, les brindaba a los pobladores mayor certeza en cuanto a las cantidades de peso que establecían.

Purificación de la lepra

En la Biblia, se nos explica que el Creador le habló a Moisés y le dio las indicaciones necesarias para purgar a los leprosos. En donde, se decía que durante siete días tenían que hacerse diversos actos. Pero al octavo, se efectuarían sacrificios. En Levítico, se mencionan varios animales que servían como ofrendas que podían darse al Padre Celestial.

Asimismo, esta medida de peso, conocida por log, sigue apareciendo en levítico por parte de lo que los sacerdotes harían con el aceite. Pues, debían mecerlo antes de ofrecerlo a Jehová. Por otro lado, también se expresa que la cantidad exacta era bastante significativa al aplicarse sobre el cuerpo de los enfermos y de este modo, garantizar su curación.

Purificación del leproso pobre con un log de aceite

Es importante destacar, que en el caso de que el leproso no tuviese los recursos y riquezas necesarias para realizar la ofrenda, debía disponer de otros medios. Como por ejemplo, dar un cordero, una décima de flor de harina  y un log de aceite. Sin dejar de lado, algunas de las especies animales como los pichones o las tórtolas que no era tan complejo conseguir.

De este modo, demostraban su confianza al pedirle al Padre Celestial que tuviese misericordia respecto a su afección. Así pues, los ofrecimientos provenían de las personas más humildes con la finalidad de conseguir la liberación del pecado y del mal que atañía sus almas. Por lo que, podemos destacar que no solo se trataba de personas acaudaladas de la época.

Era así, como se mostraba la bondad del Altísimo y su piedad ante los habitantes de Israel que podían realizar ofrecimientos menores de los que sí disponían de dinero. Así pues, existió una posibilidad equitativa por medio de los sacrificios que les liberaría de la condena eterna.

Subir