Lucifer significado bíblico

lucifer angel

Definición. El significado bíblico de Lucifer es portador de luz, pues se trata de una estrella de Venus. En la mañana, está antes de la salida del sol y en la tarde luego de que el sol se ponga. De igual manera, en la época de la iglesia primitiva también se le designase así a Satanás.

En hebreo el término es sinónimo de 'dar luz' o 'brillar'. En el Antiguo Testamento, se usa para nombrar algo brillante. Se considera, al momento de señalar una claridad, el alba.

La interpretación es muy probable, pero aún está lejos de ser certera y descansa demasiado en antiguas traducciones.

Se entiende que esto va mencionando a un ser celestial, a la posición gloriosa de este. Se usa de manera simbólica al referirse a un ser de gloria. Al compararse con la belleza de un nuevo día, esto se convierte en algo privilegiado y hermoso.

Por lo que aunque se emplee muchas veces para identificar a Satanás, también hay que tener en cuenta que tiene una tendencia divina.

Lucifer el ángel caído

Se entiende en el NT, que Lucifer no estaba satisfecho con su postura, por lo que deseaba ascender a la gloria. De forma precisa, esto provocó que se cayera del cielo. Se cree que este ser estaba lleno de brillo y sabiduría. Este ángel, estaba muy cercano a Dios, pero su interés era sustituirlo.

El Todopoderoso, junto con el arcángel Miguel, lo derrotó y expulsó de allí. Esto ocasionó que Lucifer sufriera su destierro, y significó su venida a la tierra, entre nosotros. Se convirtió en Satanás que significa adversario. Hay que destacar que a Lucifer lo crearon para promover la gloria de Dios, tenía muchas habilidades.

Lucifer y la envidia

Una de las cosas que representa esta historia, es la envidia, la cual Lucifer demostró ante Dios. Los hombres envidiosos son quienes no ven las cualidades de los demás, solo desprestigian. Sin embargo, cuando se envidia a una persona, se muestra que la otra es superior.

Quienes han demostrado rebelarse contra Dios, son seres que solo disfrutan difundiendo miedos y veneno. Los envidiosos quieren que se les considere superior, sin hacer mayores esfuerzos y con el objetivo de alcanzar lo que el otro tiene. Queriendo disminuir los méritos de los demás, como también buscan hacer daño con sus acciones.

Subir