Laurel significado bíblico

laurel

Definición. El significado bíblico de laurel en hebreo es ʼó·ren, árbol de hoja perdurable, oblongo-lanceolada y flexible, con el dorso lustroso que asciende como un arbusto. Sin embargo, hay momentos que llega a crecer más de 15 metros. La planta en su totalidad, desde la raíz, sus hojuelas, la cáscara, hasta el fruto, posee un aceite que se ha utilizado hace mucho tiempo atrás en la medicina.

Vídeo sobre el significado bíblico de Laurel

¿Dónde se encuentra y para qué usaba el laurel?

Koehler y Baumgartner en el ejemplar (Lexicon in Veteris Testamenti Libros, Leiden, 1958, pág. 88) asemejan esta denominación con el laurel (Laurus nobilis). (Chequee de manera parecida The Interpreter’s Dictionary of the Bible, edición de G. A. Buttrick, 1962, vol. 2, pág. 293.) El Laurus nobilis se halla en Palestina, desde el litoral hasta la parte céntrica de las zonas montañosas, así como en otras naciones marítimas.

En tiempos primitivos, los griegos empleaban las hojas de laurel para crear coronas que ponían encima de la cabeza de los triunfadores en los juegos píticos. Asimismo, empleaban el laurel como un emblema con el que podían diferenciarse de aquellas personas que ejercían trabajos públicos.

El laurel mencionado por el profeta Isaías

La única reseña que la Biblia hace al laurel, la encontramos en Isaías 44:14, donde se le señala luego de otras plantas. En la época del profeta, la veneración de imágenes está muy esparcida. Las frases evidentes y francas del capítulo 44 de este libro declaran lo inservible que es tal adoración. De igual modo, el pueblo elegido por Jehová Dios calló en el engaño idolátrico, de manera que, se le va a sancionar con un rígido castigo.

Esta profecía y su realización en épocas antiguas fortifican la fe de los cristianos de la actualidad. Las palabras de Isaías 44:14-17, indica que toda persona que hagan imágenes estriba de modo cabal de los materiales y artes naturales que Dios ha fundado. Y él hace hincapié en este asunto, ya que un palo que se eche al fuego no puede librar a ninguna persona.

El único que logra hacerlo es el soberano universal porque posee esa potestad. El profeta no entendía cómo las personas eran capaces de adorar objetos exánimes. Y el mismo, en Isaías 44:18-20, indicó que la dificultad radica en el corazón. Creer que la admiración a un Dios hecho de palo puede contribuir algo bueno de modo espiritual, es como alimentarse de cenizas en vez de un plato nutritivo. Esto se dice, porque la idolatría se produjo en los cielos, cuando un ángel se convirtió en Satanás y ambicionó la devoción que es solo de Dios.

Subir