Jeziel significado bíblico

jeziel

Definición. El significado bíblico de Jeziel, es guerrero y miembro de la tribu de Benjamín. Su nombre viene del hebreo Yezî'êl que se traduce como reunido por Jehová o Dios une. Tal personaje decidió unirse a David para seguir su causa cuando este huyó de Saúl.

Jeziel fue hijo de Azmávet y su nombre aparece registrado a lo largo del libro del Antiguo Testamento y en la sección de las Crónicas. Se caracterizó por su papel militar de alto rango en la tribu de Benjamín y en la de Saúl.

Jeziel se une al ejército de David

Jeziel fue uno de los arqueros que se pasó al bando de David en Siclag y que peleó en el campo de batalla. Todo ello, cuando el rey se encontraba de huida de Saúl. A pesar de que eran familia por pertenecer a la misma tribu de Benjamín, tomó la decisión de seguir los estatutos del Altísimo.

Por su parte, Jeziel era un arquero experto capaz de lanzar flechas con precisión con ambas manos. Es por ello, que su rol en la batalla fue tan relevante y de gran contribución para con los líderes. Dentro de los cuales, sobresalía Ahiezer y su hermano Joás.

En tanto que, los otros valientes también aparecen en la Biblia y entre ellos encontramos a Jeziel y Pelet, los descendientes de Azmavet. Asimismo, podemos nombrar a Beraca, Jehú y al famoso jefe que se llamaba Ismaías y que era proveniente de Gabaón.

Junto con Jeziel, también lucharon algunos guerreros pertenecientes a la tribu de Gad, en la que se encontraban hombres que comandaban el ejército. Los cuales, cruzaron el río Jordán y se les consideraba como capaces de enfrentar a mil soldados por su tenacidad.

Jeziel y el espíritu de Dios

Cuando David estuvo inmerso en dificultades en su huida de Saúl, los integrantes de la tribu de Benjamín como Jeziel, se le acercaron para ayudarle. Sin embargo, él se encontraba predispuesto y les dijo que si venían a entregarle, serían sus enemigos y Dios los castigaría.

Pese a ello, lo que ocurrió fue que la tribu, tanto de Benjamín, como de Judá, le dijeron que venían en son de paz y que se convertirían en sus amigos. Así que, el Espíritu del Padre Celestial descendió sobre ellos y les colmó de bendiciones.

Mientras que, el Eterno inspiró a Amasai para que hablara a David, y quien era el jefe de los treinta. Es por eso, que le dijo que no se angustiara, porque la ayuda provenía del cielo y todos los que estaban de su lado tendrían éxito en la misión.

Subir