Jahat significado bíblico

jahat

Definición. El significado bíblico de Jáhat corresponde al nombre de figuras que vivieron en la antigüedad. Algunos de ellos llegaron a ser descendientes de las tribus del pueblo de Israel.

Personajes con el nombre de Jáhat

Entre los hombres de la época de las escrituras que se les conoció con ese apelativo están: el pariente de Judá, debido a que fue el hijo de Reayá. Él engendró dos crías, llamados Ahumái y Lahad. De estos últimos, se formó la familia de los zorotitas. Otro, fue el Levita que descendió de Guersón, un residente forastero.

Dicha parentela se dio mediante Libní, este dio origen a una de las familias de los levitas. Además, se le conoció como un antepasado de Asaf. De igual modo, se debe mencionar a otro de esa tribu que recibió ese apelativo de Jáhat. También era pariente de Guersón pero a través del linaje de su segundo hijo, Simeí.

Por lo que Guersón era el abuelo del personaje en cuestión. Él tenía tres hermanos, de los cuales él era el primero. Por ese motivo, se consideraba el jefe o cabeza sobre ellos. Su prole conformaba una casa paterna. Ya que sus hermanos no tuvieron muchos hijos.

¿Qué otro personaje se llamó Jáhat?

Al parecer, y tal como lo deja ver los registro de las escrituras, fueron diversos los hombres que compartían ese nombre. Mientras que algunos procedían de una descendencia diferente, otros, descendían de la misma.

Tal fue el hecho de Jáhat, familiar de Guersón. Este pertenecía al linaje de Qohat, Izhar, mediante el jefe de la casa paterna de Guersón, de nombre, Selomot. Durante el mandato del rey David, ejerció funciones para este gobernante. Es posible que por ser levita haya efectuado algún servicio sagrado.

Asimismo, se señala al Merarita. Sobre ese se dice que lo nombraron, junto a otros levitas, como supervisores de las labores de reparación del templo. Este hecho ocurrió bajo la gobernación del rey Josías. Se puso mano a la obra para reparar al templo.

El registro describe que esos hombres designados, cumplieron con fidelidad su responsabilidad. Debido a que supervisaron todos los trabajos que se estaban realizando en el lugar sagrado. Josías comandó la obra de reconstruir aquel sitio de adoración.

Deshaciendo por completo el daño causado al templo que hicieron sus malvados antepasados. Por ese motivo, este Jáhat fue un celoso trabajador y tuvo un privilegio de participar en la reparación del mismo.

Subir